Los futbolistas tienen 15 años y en el medio del conflicto parte del público ingresó a la cancha.


Lo que debía ser una jornada más de fútbol en la Liga Amateur de La Plata, terminó siendo una batalla campal. Los ánimos estaban caldeados y tras una amonestación el árbitro fue agredido por un futbolista de unos 15 años. Patadas y golpes de puño se apoderaron del encuentro. 

El episodio se produjo en medio de un partido entre la séptima división de CRIBA y Porteño. Los incidentes comenzaron cuando el árbitro amonestó a un jugador de CIRBA, este disconforme con la sanción comenzó a pegarle piñas y patadas al juez del partido. 

Ante este ataque los árbitros asistentes y gente de ambos cuerpos técnicos ingresaron para calmar la situación pero esto no fue posible. Un hombre ajeno a los protagonistas del encuentro, ingresó a la cancha y le dio una patada voladora a uno de los jugadores.

En ese momento, la situación de violencia desvordó a quienes intentaban pararla y los golpes se apoderaron del partido. Los lamentables protagonistas fueron jugadores y parte del público que los acompañaba.

Piñas y patadas en medio del partido.

Uno de los futbolistas quedó tirado en el suelo por la gran cantidad de patadas y golpes que recibió estando tirado en el suelo, detalla Infobae. En total tres personas tuvieron que ser internadas por las heridas que sufrieron. 






Comentarios