Un grupo de proteccionistas escracharon el local de la marca de indumentaria Etiqueta Negra en La Plata. Lo hicieron en repudio al accionar de su dueño, Federico Álvarez Castillo, quien grabó un video mientras arrojaba un cordero a una pileta desde un helicóptero en Punta del Este.

En las vidrieras del local - ubicado en 51 entre 4 y 5, en el Centro de La Plata - los manifestantes realizaron pintadas con aerosoles acusando a Castillo de "asesino" y pidieron "justicia" por lo ocurrido con el animal.

El video, donde se ve caer al cordero a una pileta en un barrio cerrado de la ciudad de la costa uruguaya - donde Castillo pasa las vacaciones junto a su esposa, Lara Bernasconi - se viralizó rápidamente generando gran escándalo e indignación en las redes sociales.

A pesar de que el empresario dijo que "se trató de una broma de mal gusto" y aclaró que el animal estaba muerto, activistas defensores de los animales y grupos de veganos llaman a realizar un boicot a la marca y preparan escraches en todos los locales de la marca.