El caso ya está en manos de la justicia, se abrió una causa por abuso sexual con acceso carnal agravado.


El brutal episodio sucedió en la madrugada del último domingo en una torre situada en inmediaciones de 11 y 32, cuando una joven de 26 años se despertó asustada por la presencia de un desconocido en su departamento de barrio norte.

Según informaron, el desconocido ingresó en el departamento a través del balcón, a donde llegó descolgándose por un obrador lindero al edificio.

Sospechan que el agresor accedió al edificio por un obrador lindero (web).

Luego del brutal ataque, el agresor huyó, mientras la víctima se reponía del shock para pedir ayuda. Llegaron primero los móviles del comando de patrullas, aunque el caso fue derivado de inmediato al gabinete especializado en delitos sexuales. Ahí entrevistaron a la joven antes de hacer los peritajes de rutina y el protocolo de profilaxis.

A instancias del fiscal en turno, Alvaro Garganta, se abrió una causa por “abuso sexual con acceso carnal agravado”, y se ejecutaron las primeras medidas para identificar al responsable.

Además del testimonio de la víctima, los investigadores buscaron otros entre vecinos y potenciales testigos. Y la Policía Científica analizó la escena en procura de rastros del agresor.

Un rol clave podría jugar en este caso el material que hayan registrado las cámaras de seguridad públicas y privadas de la zona. Hay muchos edificios, la mayoría de los cuales tienen instalados estos dispositivos, incluido uno que está justo enfrente de la torre donde ocurrió el abuso.




Comentarios