“Vamos a tener las puertas abiertas para trabajar todos en conjunto como comunidad”, fue una de las definiciones que dejó expresadas la nueva ministra de Educación de Jujuy, María Teresa Bovi, tras prestar juramento ante que el gobernador Gerardo Morales en un acto realizado este lunes por la mañana en el Salón de la Bandera de la Casa de Gobierno.

//Mirá también: El gobernador Morales comenzó el recambio en su gabinete

En diálogo con los periodistas, la flamante funcionaria puntualizó que “en primer lugar, antes de ser ministra, soy docente, y docente frente al aula”, por lo tanto “sé de las necesidades por las que atraviesan los colegas”, y en función de su experiencia personal en el desempeño de la profesión “queremos revincular y volver a dialogar con los docentes, que son -afirmó- la columna vertebral del sistema educativo”.

Sobre la relación con los trabajadores prometió que junto a su equipo tendrán “un diálogo abierto” con los diferentes gremios docentes, escenario en el que garantizó que “ellos plantearán las situaciones, las demandas de los colegas, pero por seguro vamos a tener un diálogo”, garantizó.

El gobernador Morales tomó juramento a María Teresa Bovi como nueva ministra de Educación de Jujuy.

El gobernador Morales puso en funciones a la licenciada Bovi como nueva ministra de Educación de la provincia en reemplazo de Isolda Calsina, quien se desempeñó seis años en ese cargo y ahora pasará a ocupar la titularidad del Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (PROMACE).

“ESCUCHAR MÁS A LOS DOCENTES”

En otro tramo de sus primeras declaraciones, y a propósito de que este lunes se abrió la primera preinscripción para el ingreso al primer año de la escuela secundaria en 2022, Bovi buscó llevar tranquilidad a los padres y alumnos adelantando que “si tenemos que extender el plazo, lo vamos a hacer”, pidiendo que “se queden tranquilos, ninguno va a quedar afuera, y vamos a extender -el registro de postulantes- los días que sean necesarios”.

Después de tomar el juramento de práctica a Bovi, demás integrantes del nuevo equipo de trabajo de Educación y a otros funcionarios del área de Infraestructura y Servicios Públicos, el Gobernador asumió que “hay una deuda pendiente con fortalecer el vínculo con los docentes, escucharlos más”, en lo que recordó que “siempre les pido a mis funcionarios recorrer el territorio, caminarlo, escuchar (a la gente) y no creernos los dueños de la verdad, porque las decisiones y políticas públicas se construyen con el consenso”, afirmó.

A la nueva gestión en Educación, el mandatario le pidió reafirmar “las cosas que se hicieron bien”, con el fin de otorgarle al Ministerio un mejor funcionamiento al servicio de toda la comunidad educativa, al tiempo que ratificó su convicción sobre la relevancia que tendrá el PROMACE, enfocado a la construcción de escuelas, refacciones, formación educativa y compra de equipamiento.

ENERGÍA PARA LA EDUCACIÓN

Con estas acciones, el Gobierno jujeño busca fortalecer una de las políticas centrales establecidas por Morales para promover un nuevo modelo de educación pública en Jujuy, cuyo eje principal es el crédito educativo tramitado ante el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Tal compromiso, subrayaron fuentes oficiales, se paga con la renta obtenida de la venta de energía renovable que genera la planta fotovoltaica Cauchari, construida en la Puna jujeña.

//Mirá también: En un año, Cauchari ya facturó US$ 50 millones por la venta de electricidad

“En seis años de gestión, con grandes transformaciones vamos concretando sueños y con acciones como las que particularmente venimos desarrollando en Educación”, sostuvo el gobernador Morales.

En el acto de este lunes también asumieron la nueva secretaria de Gestión Educativa, María Fabiola Recchiuto; la secretaria de Infraestructura Educativa, María Victoria Martínez Fascio; el secretario de Innovación Educativa, Rodolfo Jaramillo; y en la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación, Miriam Serrano, entre otros funcionarios.