Frailes del convento San Francisco de esta capital, acompañados por un numeroso grupo de feligreses, despidieron con profunda congoja los restos de fray Juan José Núñez OFM (Ordo Fratrum Minorum), cuyo fallecimiento se produjo el sábado último tras haber cursado un cuadro de Covid-19 que desafortunadamente no pudo superar.

//Mirá también: El papa Francisco llamó a vacunarse: “Es un acto de amor a uno mismo, amor a los familiares y amigos”

En un comunicado dando a conocer la infausta noticia de su deceso, la diócesis de Jujuy valoró que Núñez “fue un sacerdote muy apreciado por la comunidad” y recordó que el religioso desempeñaba su labor sacerdotal en el convento San Francisco, de San Salvador de Jujuy.

También hizo referencia a que fue presidente del Tribunal Eclesiástico y se desempeñaba en los procesos rápidos de nulidad matrimonial, tarea que llevó adelante con mucho empeño, destaca la reseña.

Entre otras de sus funciones, estuvo al frente de la causa de canonización del padre Tarcisio Rubin, y como parte de su tarea viajó en su momento a Roma junto con el obispo de Jujuy, monseñor Daniel Fernández, para entregar el material recolectado.

La diócesis lamentó su partida, poniendo su vida en las manos del Padre Misericordioso, “amor que recibe la vida de los que creen en Él”.

Los restos del sacerdote fueron velados el lunes y previo a su trasladado al Cementerio del Salvador el obispo Fernández celebrará la misa exequial en la Basílica San Francisco.

//Mirá también: Coronavirus: el papa Francisco avala la liberación de patentes de las vacunas

UNA RESEÑA SOBRE EL FRAY JUAN JOSÉ

La agencia noticiosa AICA publicó una reseña sobre su vida, que compartió la Provincia Franciscana San Francisco Solano. Es la siguiente:

“Nuestro hermano Juan José nació el 3 de Junio de 1958 en Resistencia, Chaco. Ingresó a la Orden el 3 de enero de 1979 en Salta, hizo su profesión temporal el 3 de marzo de 1981 y su profesión solemne en Salta el 1° de febrero de 1985.

Recibió la ordenación presbiteral en Salta, el 31 de enero de 1986. Vivió y trabajó en nuestras fraternidades de Salta, Jujuy, Embarcación, Tartagal, San Juan, Villa Mercedes. Fue en Jujuy donde después de atravesar las consecuencias del Covid, falleció después de larga convalecencia.

Fue párroco, guardián, representante legal de colegios, capellán de monjas y de regimientos, maestro de novicios, asistente de la OFS. Prestó sus servicios como canonista a la Provincia y a diferentes diócesis y causas.

Los hermanos que lo acompañaron en sus últimos momentos fueron fray Sergio y fray César.

Que la memoria de nuestro hermano permanezca en nuestros corazones y brille para él la luz que no tiene fin.

Descansa en paz hermano Juan José.”