Sumaron al equipo técnico de trabajo un artista y un científico, y en conjunto alumbraron una obra de características innovadoras que rinde homenaje a la historia de Jujuy: la Torre Murguía, un proyecto sustentable inaugurado por la familia Villanueva el pasado 9 de julio, con motivo de celebrarse el Día de la Independencia Argentina.

//Mirá también: El antiguo Cabildo de Jujuy será convertido en importante museo histórico

Ubicado en calle Argañaráz 161 de la ciudad San Salvador de Jujuy, en este edificio -al que se impuso el nombre en recordación del fundador de la ciudad en 1593, Francisco de Argañaráz y Murguía-, se ha logrado conjugar lo histórico con lo moderno a través del arte y el diseño. Esto es porque, piso por piso, se puede recorrer la historia de Jujuy, dado que en cada una de sus plantas se encuentra una obra del artista plástico Ariel Cortez, con textos del historiador Diego Citterio, que ilustran sobre diez hitos registrados en los anales jujeños.

El padre Manuel Alfaro, párroco de la Iglesia Catedral, pronunció una invocación religiosa e impartió la bendición en la inauguración de Torre Murguía.(Archivo Vía Jujuy)

“Este proyecto nació en el año 2018 con un equipo de trabajo interdisciplinario que intervino desde sus inicios. Ya veníamos conceptualizando los diferentes proyectos que se tenía en desarrollo, y con Torre Murguía se redobló la apuesta, con un trabajo de mayor valor agregado respecto de lo que se venía haciendo en nuestro ámbito. A partir de allí surgió la conversación con el artista Ariel Cortez, uno de los más importantes referentes de arte andino, entendiendo que un mayor valor agregado era contar una historia a través del arte”, explicó el gerente general de Villanueva e Hijos, Fernando Villanueva.

El primer paso fue encontrar el lugar ideal; luego, tras las necesarias “gestiones con los propietarios de los terrenos en ese punto de la ciudad, a una cuadra de la plaza Belgrano, en una ubicación tan histórica para el legado de San Salvador de Jujuy”, la idea comenzó a cobrar cuerpo.

LA INVESTIGACIÓN HISTÓRICA

“Una vez lograda la localización, surgió esta posibilidad de contar la historia de Jujuy”, agregó el licenciado Villanueva.

En ese proceso se tomó “visiones o miradas de distintos historiadores para entender cuáles fueron los hechos históricos más significativos para Jujuy” y entonces “surgió la propuesta de Diego Citterio, investigador del CONICET, simplificándose en diez eventos que de alguna manera cuentan la historia de Jujuy”, que no sólo considera “los hechos tradicionales de la historia jujeña, sino también pensando en otros eventos transcendentales para el territorio jujeño, que reflejan sucesos del siglo 20”.

Ejecutivos de la empresa junto al equipo de asesores comerciales que lidera Carlos Chaile, posan con el espectacular mural de Cortez a sus espaldas.(Archivo Vía Jujuy)

El proyecto arquitectónico que debía atender esta “apuesta cultural y educativa” fue encomendado en una primera etapa el arquitecto Sebastián Fugaza, “lográndose un edificio muy funcional y luminoso con características muy notables”.

Después continuó la tarea la arquitecta Rocío Rojo, “que le terminó de otorgar la impronta deseada a un edificio que cumplió con las expectativas para ese lugar, jerarquizando también a la zona y a ese sector de la ciudad”, con la aspiración de convertirse en un edificio icónico.

Una particularidad es que Torre Murguía es el decimocuarto edificio construido por la firma en 14 años de vida de la empresa fundada por Carlos y Silvina Villanueva hace 15 años, lo que representa el “hecho simbólico de concretar un edificio por año”, logro que “nos llena de orgullo porque es un desarrollo inmobiliario que se gestó en tiempos difíciles y una coyuntura muy compleja, pero con el alto nivel de profesionalismo de Villanueva e Hijos se pudo hacer realidad ese proyecto”, destacó el gerente general de la firma.

Carlos Villanueva fundó en Jujuy hace quince años junto a su esposa Silvina la firma que hoy se expande en un importante grupo empresarial.(Archivo Vía Jujuy)

TAMBIÉN CUIDANDO EL MEDIO AMBIENTE

En cuanto al perfil sustentable del proyecto, el ingeniero Marcelo Villanueva, gerente de la Unidad Constructora, explicó que cada unidad habitacional tendrá agua caliente provista por “un termotanque que funciona con el sol, a través de unos colectores solares que se encuentran instalados en la azotea” del flamante edificio de departamentos.

Este sistema representa “uno de los impactos más fuertes” que el proyecto propone “en cuanto al cuidado del medio ambiente, porque la energía solar se viene posicionando para el futuro y Torre Murguía es el segundo edificio amigable con el medio ambiente”, como también representa una ventaja para “la economía de cada propietario”, aseveró.

Trabajando para jerarquizar espacios urbanos a través de la construcción, Villanueva e Hijos también se ha propuesto llevar a otro nivel el lenguaje de los artistas jujeños, y que ello trascienda en el tiempo y en el espacio lo hace más significativo.(Archivo Vía Jujuy)

CONJUNCIÓN DE ARTE E HISTORIA

Que exista un emprendimiento inmobiliario que cuenta la historia de Jujuy, es novedoso. Y si para ello se ha requerido los servicios de la comunidad artística, lo es más aún.

Habiendo sido convocado para participar del proyecto Torre Murguía, el artista plástico Ariel Cortez valoró ese “hecho urbanístico de la ciudad que hace que esté presente el arte de Jujuy”, resaltando “esa apuesta y ese concepto del arte, sumado a la identidad, el urbanismo y el diseño que deberán trabajar otros desarrollos inmobiliarios, ya que la punta de lanza es este proyecto y este equipo de trabajo” que gestó Torre Murguía.

La ciudad de San Salvador de Jujuy se divisa espléndida desde la magnífica ubicación de Torre Murguía.(Archivo Vía Jujuy)

En ese punto el reconocido pintor reflexionó que “las charlas que no tienen la sincronicidad del proyecto concreto, a veces se pierden”, pero “en este caso se aunaron criterios y se hizo realidad”, celebró.

UN PROYECTO QUE “CONSOLIDA IDENTIDAD”

Por su parte, el investigador del CONICET Diego Citterio comentó que su participación en el proyecto consistió en plasmar su trabajo “en textos de carácter de divulgación histórica, de manera que un público lo más amplio posible pueda entender la historia de Jujuy o los hechos más trascendentales”.

En ese sentido apuntó que a partir de la crisis del 2001 surgió un interés en la población por conocer la historia, y en especial “una inquietud de conocer el carácter de divulgación social de la historia desde el centro a la periferia”. En Jujuy, en 2015 se comenzó a trabajar en ese tipo de desarrollos históricos, indicó.

En opinión del historiador, Torre Murguía “consolida identidad” y en virtud de que está ubicada en un espacio urbanístico estratégico de la ciudad, representa “un edificio con identidad jujeña y un sitio de interés para el turismo, sobre todo por el mural ubicado al ingreso, con la presencia belgraniana y el acompañamiento del pueblo jujeño que fue parte de toda esa historia”, en referencia al Éxodo Jujeño de agosto de 1812.

Torre Murguía es el nuevo desarrollo inmobiliario de Villanueva e Hijos, compuesto por departamentos de uno, dos y tres dormitorios, cocheras, paneles solares para precalentamiento de agua sanitaria, azotea con espacio recreativo, y las magníficas obras de arte firmadas por el artista plástico Ariel Cortez, entre otros muchos detalles.(Archivo Vía Jujuy)

Explicó Citterio que el edificio “narra toda la historia del siglo 19, llegando hasta la mitad del siglo 20”, mencionando algunos puntos como “la vida y obra de la artista Lola Mora, el proceso del desarrollo de Jujuy con la llegada del ferrocarril y otros diferentes aspectos particulares, colectivos y populares de Jujuy”.

De tal manera, el investigador consideró que este nuevo emprendimiento inmobiliario “es el puntapié para que el sector privado observe a los artistas y cientistas sociales para trabajar mancomunadamente con la comunidad”, anheló.

UN PROYECTO CON PASADO, PRESENTE Y FUTURO

En cuanto al diseño y la arquitectura del edificio, Torre Murguía cuenta con un ingreso moderno jerarquizado, dos ascensores automáticos, azotea con un espacio recreativo con asador, canteros y pérgola con plantas, y los paneles solares para el precalentamiento de agua sanitaria; cocheras en planta baja y subsuelo con pulmón verde; muros y cerramientos con ladrillos HCCA; amplios balcones con asador; carpintería de exteriores de aluminio y DVH; pisos de cerámico de primera calidad; e instalación de video cable y teléfono.

//Mirá también: La Bandera que legó Belgrano a Jujuy ya tiene nuevo sitial

“La venta en este proyecto fue todo un desafío ya que de un momento para otro nos tuvimos que reinventar y pasar a una atención cien por ciento online. El equipo de asesores comerciales encabezado por Carlos Chaile, lo superó de la mejor manera y hoy continuamos con una atención mixta con solicitud de turnos y todos los cuidados”, agregó Fernando Villanueva.

El entrevistado hizo notar que el proyecto “debió afrontar más de dieciocho meses de pandemia, pero cuando el mercado ofrece productos de calidad, en Jujuy la gente confía -enfatizó- y responde con la inversión”, y muestra de ello es que excepto una última unidad que queda disponible, “el edificio está completamente vendido”, lo cual marca el éxito del desarrollo inmobiliario.