Con motivo de la celebración del Día del Trabajador Minero, en recordación de la fundación de la Asociación Obrera Minera Argentina (28 de octubre de 1953), en diálogo con Vía Jujuy el secretario de Minería e Hidrocarburos de Jujuy, Miguel Soler, formuló un caluroso saludo dirigido al conjunto de hombres y mujeres que se desempeñan en el rubro en la provincia, expresándoles su reconocimiento por tan fundamental labor y su aporte al notorio crecimiento que viene teniendo la actividad en los últimos años.

//Mirá también: Jujuy ratifica posición relevante en el escenario mundial del litio

“La provincia de Jujuy orgullosamente es la Capital Nacional de la Minería, lo que se logró gracias al trabajo de los jujeños, que han contribuido, y lo siguen haciendo, para el desarrollo minero del país con su experiencia, con su know how, sus conocimientos y tienen mucho para aportar, como lo están haciendo actualmente en un contexto de un potencial de crecimiento que realmente -remarcó- no tiene techo en Jujuy”.

Trabajadores mineros jujeños, debidamente equipados para el desempeño de sus labores. Este 28 de octubre celebran su día.

En ese sentido describió que “actualmente hay 4.700 personas trabajando en la ampliación y construcción de las dos minas de litio” en la Puna jujeña, mientras que “se está viendo mucho movimiento en lo que es exploración porque también hay mucho potencial para que siga apareciendo mineral, que es la primera parte de la cadena productiva”, donde “la minería es una pata productiva que genera empleo y desarrollo, y además cuidamos el ambiente”.

Por eso -agregó- “la minería forma parte del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, porque es otra industria más que genera riqueza”, en un esquema en el que “es fundamental, junto con el inversor y la intervención del gobierno, el trabajador”, resaltó.

Respecto del presente de la actividad, “hoy en números globales la realidad muestra que sumando todos los emprendimientos, no solamente los de litio, sino también el proyecto Chinchillas, las canteras y un par de minas de oro que están funcionando, estamos arriba de las seis mil personas trabajando en minería en Jujuy”, subrayó Soler en Vía Jujuy Radio (lunes a viernes a las 16:00 en 88.5 Radio Muni)

A la definición de que “la industria minera es una industria base”, agregó el fuerte apunte de que “la minería no es sencilla” y para referencia de lo dicho propuso que “cuando desempaquen una computadora lean el manual y verán que el rango de trabajo es tal altura, por ejemplo 2.400 metros (sobre el nivel del mar)”, con lo que llevó a razonar que “trabajar en altura afecta no solamente a los equipos sino también a las personas, a los trabajadores, entonces la minería requiere el esfuerzo de mucha gente, incluso de las comunidades, para desarrollar lo que definimos como la primera parte de la cadena productiva, que es la industria minera”.

Siguiendo esa línea, puso en relieve que “el Gobierno trabaja bien administrativamente y exige los cumplimientos formales, legales, para garantizar la seguridad jurídica, garantizar el cuidado del ambiente, los trabajadores, los procedimientos de consulta, garantizar el respeto a las comunidades, a toda la gente en el territorio, que son una parte importante para la licencia social y para ser después la mano de obra de esos emprendimientos mineros”.

Al respecto aseguró que “hay mucho potencial de crecimiento de nuevos empleos, tal vez no de la magnitud que puede ser una mina funcionando, porque una empresa que explora puede necesitar unas pocas personas, pero es trabajo genuino, en blanco, y es empleo que vamos a empezar a ver cómo crece a partir del año que viene”, adelantó.

Los proyectos de litio para la producción de carbonato de litio grado batería activos en el territorio jujeño absorben unos 4.700 trabajadores actualmente.

Aunque “no es sencillo descubrir” mineral en las entrañas de la tierra, “el trabajo fuerte -remarcó- que tiene la provincia para generar empleo real y tangible hoy en día son los trabajos de exploración. Tenemos potencial para cobre, para oro, plata, zinc, hierro, alguna ocurrencia de tierras raras, algo puede haber de cobalto, que es algo raro pero hay que estudiarlo”, y en ese marco destacó que “a partir del trabajo de control, movilización y transparencia que se viene haciendo en la Secretaría de Minería dentro del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, junto con el Juzgado Administrativo de Minas y la Dirección Provincial de Minería, es la primera vez en más de veinte años que han ingresado cerca de noventa informes de impacto ambiental nuevos a la provincia”, enfatizó.

También puso el acento en que “la provincia creció mucho” en materia minera “gracias a las gestiones del gobernador Gerardo Morales en lo que es imagen de destino real de inversión”, por cuanto “gracias a la paz social que se ha logrado, hoy somos un destino de inversiones”, insistió.

//Mirá también: Jujuy, Salta y Catamarca se abroquelan contra la nacionalización del litio

EL SUELDO MÁS ALTO EN JUJUY

Volviendo sobre la faz laboral de la actividad, Soler planteó que “hay un tema ‘encubierto’ de la minería que la gente no conoce: un emprendimiento minero que tiene seiscientos trabajadores, consume y requiere una cantidad de empleados de empresas contratistas, que se calcula entre tres a cuatro veces, es decir que si una empresa tiene seiscientos trabajadores directos, los empleos indirectos se multiplican por tres o por cuatro”.

Puso entonces un ejemplo: “Del número grande que implica ahora el litio, que ronda en 4.700 personas, unas 2.500 son los trabajadores contratistas que están actualmente trabajando en la ampliación y reconstrucción de Sales de Jujuy y Exar, y que las empresas están diciendo que van a seguir ampliando”, al tiempo de afirmar que “de esa manera, el año que viene vamos a tener empresas contratistas y de servicios con personal calificado, con estándares altos de trabajo, y eso ya es un desafío para seguir generando trabajo y empleo a nivel macroeconómico”, señaló.

Se detuvo en este punto para comentar que “algo que se nota mucho ahora en el ámbito de la minería es la gran diversidad de profesiones que trabajan” en el sector, y entre muchas otras citó como ejemplo “desde traductores de inglés como también gente que hable francés, y digo que estudiar chino es un excelente negocio, porque van a hacer falta” traductores de esa lengua, alentó.

“Yo diría que el trabajador minero sigue siendo el trabajador con el sueldo más alto de la provincia de Jujuy”, hizo notar entonces.

Más de 6.000 personas se desempeñan en la actividad minera de Jujuy, en la actualidad.

A su propio interrogante de “la minería, ¿qué nos deja a la provincia?”, Soler se respondió: “Son los sueldos más altos, el noventa por ciento del gasto de una empresa minera -remarcó- son sueldos, contratistas y servicios”, de forma que “el negocio no es el impuesto, sino que a la empresa le vaya bien y que consuma en la provincia”, resumió.

En ese plano expuso entonces que “el desafío que tenemos es que arranquen nuevos emprendimientos mineros, que haya más empresas explorando, pero también hace falta que la macroeconomía nos ayude, que el país se estabilice para seguir atrayendo inversiones, porque el empleo se genera cuando alguien decide emprender, eso genera trabajo”, enfatizó el Secretario de Minería provincial.

En cuanto a la celebración de la fecha, Soler comenzó por “agradecer al equipo de trabajo de la Secretaría de Minería, del Juzgado de Minas, de la Dirección, porque son trabajadores mineros que quizás no se los ve en el terreno pero la parte administrativa, el papeleo, es clave y fundamental para que la actividad marche bien, no solamente en Producción y Minería sino también en Recursos Hídricos, Ministerio de Ambiente, Secretaría de Pueblos Indígenas, todas las áreas el gobierno que trabajan en conjunto para lograr que la minería se haya desarrollado” al nivel que hoy se encuentra en Jujuy.

//Mirá también: Jujuy avanza en su inserción en el cotizado mundo del litio

También se dirigió “a los trabajadores que están en el campo, que quiero primero felicitarlos por el excelente trabajo que hicieron el año pasado durante la pandemia. Realmente fue muy duro ser trabajador minero, con los estándares y protocolos de seguridad elevados, que todavía continúan vigentes. Conozco trabajadores que van por el hisopado número sesenta o setenta. Han hecho un esfuerzo personal enorme, tanto hombres como mujeres, porque es complicado alejarse de la familia mucho tiempo, y más en esas circunstancias. El trabajo es posible gracias a que ellos hacen ese esfuerzo”, reflexionó.

“Les deseo felicidades en su día, y quiero que sepan que la provincia les está agradecida porque -reiteró- hoy somos un destino de inversiones, la minería es un atractivo más para generar trabajo en la provincia y lo estamos logrando gracias a la inversión de las empresas y los esfuerzos de los trabajadores, las trabajadoras y la administración pública en general”, concluyó el funcionario.