La empresa Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse) anunció el llamado a licitación e inicio de obra de la Zona Franca de Perico, con el objetivo de impulsar la actividad industrial exportadora y comercial mayorista en nuestra provincia y con impacto en todo el noroeste argentino.

La zona franca estará emplazada sobre una superficie de 54 hectáreas aledañas al Parque Industrial de Perico, sobre la ruta nacional 66, en una locación estratégica con acceso al renovado aeropuerto “Gobernador Horacio Guzmán”, el ferrocarril y el sistema de rutas que conforman parte del corredor bioceánico.

Felipe Albornoz, presidente del Directorio de Jemse, sostuvo que “la Zona Franca de Perico demandará una inversión de más de quinientos millones de pesos, teniendo como objetivo principal impulsar el desarrollo socioeconómico local y regional”.

Felipe Albornoz, presidente del Directorio de Jemse, empresa estatal de Jujuy.(Gentileza)

La actividad industrial exportadora que se desarrollará en la nueva estructura permitirá “fomentar inversiones y empleo de calidad, aumentando la eficiencia productiva y comercial mediante la disminución de costos y el aprovechamiento de los beneficios fiscales previstos por ley y la normativa reglamentaria de zonas francas”, explicó el funcionario.

El proyecto plantea la radicación de industrias generando alrededor de 2.000 nuevos empleos directos, y consistirá en la instalación de una zona franca mayorista e industrial, que se estima estará operando para fines del 2021.

El mismo tiene previsto la disponibilidad de aproximadamente 68 parcelas para la instalación de industrias, con todos los servicios básicos necesarios, a lo que debe adicionarse espacios comunes, oficinas administrativas, depósitos y áreas viales para la circulación y estacionamiento vehicular.

La nueva zona franca impactará de manera positiva en el conjunto de la población del Valle Sur a través de la generación de empleo, la formación de recursos humanos calificados, la promoción de políticas de género e integración y otros beneficios sociales tales como el mejor acceso de la población a los servicios de agua, energía y telecomunicaciones, destacaron las autoridades provinciales.