Gremios de Jujuy nucleados en la Intersindical de Trabajadores del Estado reclamaron este jueves con un "ruidazo" frente a la Casa de Gobierno provincial una paritaria "seria y conjunta", tras haberse iniciado negociaciones con grupos sindicales reducidos.

Los manifestantes interpretaron que esa modalidad es un intento del Gobierno por "dilatar, distraer y confrontar" y luego decidir un aumento "sin consenso alguno".

También exigen que el Poder Ejecutivo "trasparente números en cuanto a la situación financiera real de la provincia", por considerar que el Gobierno jujeño utiliza ese argumento como "excusa para sostener que no se puede afrontar aumentos".

A la primera reunión, llevada a cabo en el despacho del ministro de Hacienda y Finanzas, Carlos Sadir, concurrieron dirigentes de UPCN Seccional Jujuy, Sindicato de Luz y Fuerza de Jujuy y  de la Asociación Judicial, los dos primeros conducidos por los actuales diputados provinciales Luis Cabana y Pedro Belizán, integrantes del bloque Frente de Todos - PJ.

Los estatales tienen expectativas de alcanzar al menos un aumento del 40% en sus salarios, según coincidieron en marcar referentes de las distintas entidades que conforman el espacio.

"Ahora que el gobernador Morales dijo haber instruido a sus ministros a convocar a paritarias, nos damos con la novedad que no se va convocar a todos, sino a tres sindicatos por turno y se desconoce el cronograma completo. Rechazamos esta metodología que implica dilatar, distraer y confrontar", se quejó Susana Ustárez, secretaria general de la Asociación Provincial de Organismos de Control (Apoc).

Agregó que el esquema con el que se busca avanzar no es el de una "paritaria seria" y puso como ejemplo que en la primera reunión realizada no se confeccionó "ni un acta, ni propuesta de aumento".

Dijo que los estatales aspiran que el Ejecutivo "exponga su situación real porque hasta ahora prácticamente solo se ha escuchado la voz repetida de que hay graves problemas financieros y por lo que no tienen cómo afrontar un aumento".

"Esto lo venimos escuchando desde 2016 sin que se demuestre tal situación", sostuvo Ustárez y remarcó que, mientras tanto, por ejemplo, la provincia empezó a recibir un aumento en la coparticipación "mayor a la inflación", con lo que -dijo- podría haberse mantenido un aumento más equilibrado de los salarios.

Por otro lado, abrió el interrogante de que "si no hay recursos, ¿cómo se ha pagado puntualmente una deuda en dólares al extranjero, sin renegociarla, creciendo la deuda interna mientras la externa es religiosamente atendida?".

"Estamos dispuestos al diálogo pero que no nos desarticulen llevando a reuniones ociosas en cuanto a resultados. Que se convoque a la totalidad de la dirigencia respetando los protocolos pero para poder discutir en serio", insistió y adelantó que, en caso de que no mejoren las reuniones paritarias, los gremios van a "profundizar la lucha" con mayor presencia de los trabajadores en la calle.