La reciente sanción de la Ley de Emergencia en Violencia de Género en Jujuy fue producto de un intenso intercambio de opiniones entre diputados de todos los bloques de la Legislatura, funcionarios del Poder Ejecutivo, profesionales y referentes de organizaciones de la sociedad civil, y si bien se logró consenso para producir el texto final, hubo puntos que no tuvieron acuerdo unánime.

Analizando todo el proceso, la diputada Liliana Fellner (Frente de Todos - PJ), comenzó por señalar que la ley N° 6.186 "no va a dar soluciones contundentes a la problemática, pero sí es una herramienta más para la prevención, detección y acompañamiento y contención de las mujeres víctimas de violencia", marco en el que reclamó que "los organismos encargados de abordar este tema dejen de cometer errores y actúen con la responsabilidad que se requiere", enfocándose en "la implementación inmediata" de la norma "para evitar el asesinato de más mujeres".

En sustento de esto aseveró que "la violencia de género es un problema profundo que sacude con fuerza a nuestra comunidad, porque aún convivimos en una sociedad machista, donde los hombres creen tener un poder que genera superioridad por sobre la mujer", frente a lo cual llamó a trabajar "en un cambio cultural que implique políticas y conductas sociales que logren la igualdad de condiciones entre mujeres y hombres".

La Legislatura de Jujuy sancionó el jueves último la ley N° 6.186 de Emergencia en Violencia de Género, que pasó a ser denominada "Ley Iara".

Introduciéndose en el texto de la "Ley Iara", la legisladora puso en relieve la incorporación de diversas iniciativas "necesarias a la hora de intervenir en estos casos", como por ejemplo el "Protocolo para la detección de mujeres en situación de violencia en la consulta médica", señaló.

"El Estado debe estar presente en todos los ámbitos cuando la vida de una mujer corre peligro. Por eso celebro que se haya incluido estas cuestiones en el proyecto, para poder lograr así una verdadera ley que sea abarcativa y que proteja a todas las mujeres jujeñas", argumentó.

En cuanto a las aristas del proyecto que objetó en los debates, Fellner planteó que "no podemos seguir fomentando la creación de más cargos e instituciones, si las que están no funcionan adecuadamente y tampoco brindan las respuestas inmediatas que una mujer, víctima de violencia, requiere".

En ese plano opinó que el Poder Ejecutivo "debe reforzar el equipo interdisciplinario que ya trabaja" en la materia "integrado por médicos, psicólogos y asistentes sociales", al mismo tiempo que  "garantizar la capacitación y sensibilización de quienes ocupan cargos jerárquicos en la administración pública de todos los ámbitos, especialmente a los agentes encargados de atender a las mujeres que sufren este flagelo", expresó.

Otra observación que hizo la legisladora fue sobre el presupuesto contemplado para atender la problemática. El proyecto prevé un "aumento del 500% en las partidas" asignadas, pero -advirtió Fellner- "desconocemos el monto asignado para trabajar en las políticas públicas que frenen la violencia de género. Entonces me pregunto, ¿de qué manera se va a distribuir los recursos?".

Abierto ese interrogante, solicitó entonces al Poder Ejecutivo que de  a conocer la información necesaria para "diagramar políticas públicas concretas que atiendan a la violencia de género en toda la provincia", enfatizó la diputada de la oposición.