La Legislatura de Jujuy sancionó este jueves una ley que declara la "emergencia pública en materia de violencia de género" en toda la provincia, norma que ve la luz traccionada por el masivo reclamo y  movilizaciones realizadas en distintas ciudades en reclamo de justicia tras cinco femicidios ocurridos en el territorio en poco más de un mes.

La llamada "Ley Iara" -por Iara Sabrina Rueda, adolescente de 16 años quien fue hallada asesinada, semienterrada, a ocho cuadras de su casa en la ciudad de Palpalá, el pasado 28 de septiembre-, dispone la ejecución de acciones concretas del Estado en la prevención y lucha contra la violencia de género.

La autoridad de aplicación será el Consejo provincial de la Mujer, organismo que deberá tomar medidas "inmediatas", como la puesta en funcionamiento de centros de atención integral a mujeres víctimas de violencias en las localidades Monterrico, Purmamarca, Yuto y Susques, además de promover alquileres de hoteles y residenciales para mujeres violentadas con hijos e hijas a cargo.

Asimismo, se buscará la asistencia económica para mujeres y personas de la diversidad sexual en situación de violencia, y la activación de programas productivos e inclusión laboral y de acceso a la vivienda.

Organizaciones sociales aguardaron a las puertas de la Legislatura de Jujuy.

La norma también alcanza a los medios de comunicación públicos y privados para generar campañas de prevención de la problemática, además de avanzar en la puesta en práctica del tratamiento de la información con perspectiva de género.

En materia de seguridad, se creará la División especializada de búsqueda de personas en el ámbito de la Brigada de investigaciones, y la Dirección de políticas de género que avanzará en la capacitación de la fuerza local.

Entre otros puntos la ley prevé la "expulsión" de todo personal policial que se niegue a dar curso inmediato a las denuncias por desapariciones o casos de violencia.

Los legisladores jujeños avanzaron de esta forma en "brindar una herramienta legal de prevención para atender las denuncias, los casos violencia y desapariciones de mujeres y así evitar los asesinatos", remarcaron fuentes parlamentarias.

Para la redacción del proyecto la Cámara de Diputados provincial recibió en su Comisión de Género los aportes de más de 70 colectivos de mujeres, organizaciones sindicales, políticas, estudiantiles y de la diversidad sexual.

El debate de este jueves por la tarde fue seguido en las afueras del Parlamento provincial por muchos de estos actores y familiares de víctimas de femicidios, quienes coincidieron en reprochar la falta de "respuestas" por parte del Estado jujeño.

La emergencia en materia de violencia de género se declaró por dos años, con la posibilidad de prórroga por otros dos, para lo cual se "reasignará partidas presupuestarias" del presente año y los próximos periodos, además de recursos de leyes, subsidios, contribuciones, programas internaciones, nacionales y provinciales.