En los pueblos de la Quebrada de Humahuaca se huele el sahumerio en el aire.


Como muchísimas otras situaciones que alrededor del mundo quedarán particularmente marcadas por la contingencia de la atroz pandemia de coronavirus, la celebración de este año del Día de la Pachamama en Jujuy quizás sea recordada por la necesaria introspección con que se cumplirá el ritual en los hogares de toda la provincia.

El Gobierno de Jujuy decidió este año no realizar programaciones especiales ni transmisiones virtuales, y las autoridades promovieron que se realice las honras hacia el interior de los domicilios.

Calles desiertas se ve en la bella Tilcara en este Día la Pachamama signado por la pandemia en Jujuy.

Es que en Jujuy se multiplicaron en las últimas semanas los casos de Covid-19 y actualmente es el cuarto distrito con más personas contagiadas, 2.343 contabilizadas en el registro histórico desde que se desató la pandemia y hasta el mediodía de este sábado.

Jujuy fue declarada en su momento “Capital nacional de la Pachamama” por el Congreso de la Nación, lo que da la pauta de la relevancia que tiene para las comunidades locales el tributo anual a la Madre Tierra.

Con recogimiento y fe las familias rinden tributo a la Pachamama en sus domicilios particulares, en la Quebrada de Humahuaca.

“Agosto tiene importancia medular para el repertorio ceremonial de los pueblos originarios. Se dignifica la reciprocidad, ese pacto eterno de amor con la tierra que culmina quizás en el final de los tiempos”, dice Magda Choque Vilca, prestigiosa investigadora y divulgadora de las tradiciones andinas.

Dado el crítico panorama sanitario imperante en la provincia, las autoridades pidieron a la población que las ceremonias se realicen sin movilizarse del hogar ya que está además totalmente restringida la circulación durante el fin de semana; que el rito esté a cargo de los adultos mayores en nombre de todo el grupo familiar que conviva; y que las ofrendas sean preparadas on productos que ya se posea en cada casa, tal como explicó la ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura.

La ceremonia de ofrendar a la Pachamama se cumple puertas adentro en los hogares de Tilcara, sumida hoy en el silencio del aislamiento social obligatorio.

En este marco es que por ejemplo en Tilcara, ciudad turística ubicada a 85 km de la capital jujeña, en la Quebrada de Humahuaca, el Comité de Emergencia municipal (COEM) instó a la comunidad a realizar las ceremonias dentro del núcleo familiar con un máximo de diez personas, respetando el distanciamiento social, sin compartir utensilios ni vasos ni bebidas alcohólicas.

Al repecto el periodista Daniel Salas reportó desde ese bello enclave quebradeño un “mediodía soleado en Tilcara, con estricto aislamiento social, preventivo y obligatorio” mientras “en las calles se siente el sahumerio desde la medianoche”, subrayando que “con responsabilidad, se honrará a nuestra Pachamama” en lo que resta de la jornada.




Comentarios