Acatando la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y Empleo provincial, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Jujuy levantó el paro de actividades que llevaba adelante desde la noche del miércoles tras conocerse la muerte de un chofer contagiado de coronavirus y en reclamo por elementos de protección personal.

"Buscamos avanzar en el diálogo, estamos todos en el mismo tren y tenemos que trabajar para que no haya peligro", dijo el ministro de Trabajo, Normando Álvarez García, repecto de la naturaleza de los reclamos.

La medida de fuerza de la UTA Jujuy había tenido un dispar acatamiento debido a que "no se le ha quitado a nadie la libertad de trabajo, pero esa actitud queda por cuenta y responsabilidad de cada uno de los compañeros ya que algunos están trabajando sin los elementos de bioseguridad", dijo por su parte el secretario general de la UTA Jujuy, Sergio Lobo.

El ministro Álvarez García convocó al sector a una reunión -vía zoom- para el próximo sábado a fin de analizar con profundidad la situación y anticipó que un equipo de inspectores "se presentará desde el lunes en las empresas de transporte" para verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

Asimismo, la Defensoría del Pueblo de Jujuy pidió por el restablecimiento del servicio "de forma inmediata con las frecuencias y cantidad de vehículos asignados a cada línea" y con ello "el estricto cumplimiento por parte de las empresas de las pautas de prevención para el personal de conducción, acondicionamiento de las unidades y cumplimiento con las medidas de prevención generales".