La actividad estará "restringida a zonas sin aglomeración" de transeúntes.


Vendedores ambulantes de San Salvador de Jujuy fueron habilitados a retomar su actividad desde este viernes y podrán hacerlo reubicándose en distintos barrios, fuera de zonas de aglomeración de personas como el microcentro capitalino, según el “Protocolo de Emergencia del Espacio Público” diagramado por el municipio local y autorizado por el Comité Operativo de Emergencias – Coronavirus (COE) provincial.

La medida alcanza a 852 trabajadores de la economía popular, varios de los cuales se habían movilizado días atrás demandando que se los habilite a trabajar al igual que a comercios, galerías y centros de compras.

Dichos vendedores, integrantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) de Jujuy, también se habían expresado rechazando ser reubicados en barrios, por lo que se mostraron disconformes con el protocolo autorizado.

Dicho protocolo de bioseguridad se encuentra disponible para su consulta en la página web de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy http://sansalvadordejujuy.gob.ar/espaciospublicos/, en la opción  “Trámites y Servicios” del menú principal.

“Usan de excusa el virus, que gracias a Dios no circula en Jujuy, para eliminarnos”, se quejó Ivone Aparicio, dirigente del MTE, al sostener que lo diagramado busca “esconder la venta ambulante en los barrios”, en el marco de un plan ya en ejecución que lo consideró como para “liberar el centro capitalino de humildes”.

Ante la situación generada por la pandemia, el protocolo autorizado dispone un circuito que incluye plazas, paseos y avenidas principales de distintos barrios, donde los vendedores podrán ubicarse respetando normas de bioseguridad, entre ellas, el uso de barbijo, detalló por su lado el director municipal de Control de Espacios Públicos, Facundo Chañi.

El funcionario explicó que fueron seleccionados lugares en los que en “muchos casos ya se desarrollaba la venta ambulante” y que los trabajadores serán distribuidos conforme a su lugar de residencia, para que no tengan que desplazarse y adquieran beneficios como “disponer de otros tiempos para atender a sus familias”.

Facundo Chañi, director de Espacios Públicos y Nocturnidad, de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy.

Dijo que también se les permitirá que con mínimos requisitos puedan habilitar comercios en sus hogares o espacios en alquiler, y que se ejecutará con el Gobierno provincial un plan de capacitación y financiamiento para ayudarlos a ingresar en la economía formal.

En respuesta a otro de los planteos del MTE, Chañi argumentó también que en el microcentro capitalino se restringió la actividad al haber zonas “conflictivas” como los alrededores de los hospitales  y los ingresos a bancos y distintas instituciones a donde la gente acude a realizar trámites, sectores en los que antes se asentaban los vendedores y ahora se arma las filas para guardar distancia.

Un tercer espacio en conflicto corresponde a la zona de la antigua terminal de San Salvador de Jujuy, a pocas cuadras del microcentro, donde existe, según describió Chañi, “un ecosistema de vendedores ambulantes muy variado que de por sí generaría aglomeración”, ya que además convivían con otros puestos integrados en paseos abiertos y cerrados.

Respecto a dichos paseos, y como parte de las autorizaciones obtenidas, Chañi aclaró que también se logró que comiencen a funcionar desde este viernes, bajo medidas de bioseguridad y respetando la apertura de los puestos conforme a la terminación del documento de identidad de los dueños.




Comentarios