En las horas previas a que la Legislatura debata en torno a la iniciativa de intervención federal a la Justicia de Jujuy, el diputado provincial Ramiro Tizón reiteró su planteo de que dicho proyecto "busca la impunidad, detener y seguramente archivar los procesos por corrupción que se encuentran en curso".

En opinión del legislador, el proyecto impulsado por el senador Guillermo Snopek es "inconstitucional", constituye un "atentado a la forma republicana de gobierno" y haría "tambalear la garantía de estabilidad en sus cargos de magistrados, cuyas carreras dependerían solo de la voluntad de un interventor".

En ese sentido Tizón interpretó que se "pretende dar un 'cheque en blanco' a un interventor para hacer y deshacer lo que le parezca con los jueces de carrera y con el servicio de justicia".

"Esa no es una facultad ni una posibilidad que otorga la Constitución de la Nación", alertó, y profundizó en el concepto señalando que "eso no es lo que el constituyente pensó ni lo que la Constitución establece como principio esencial para lograr una justicia independiente".

Por otra parte, aseguró que "las instituciones están funcionando con toda normalidad" en Jujuy y como muestra de ello señaló que "se está llevando a cabo y así lo habilitó el bloque oficialista, el juicio político al Presidente del Superior Tribunal de Justicia", el doctor Pablo Baca.

Retomando la cuestión del proyecto de Snopek, el referente del Partido Socialista dijo que con la intervención se "busca la impunidad, detener y seguramente archivar los procesos por corrupción que se encuentran en curso".

Así las cosas, desde su punto de vista esto implica que "se está promoviendo un golpe institucional que resulta inadmisible para la Provincia de Jujuy y sus instituciones, y mucho más habiendo sido pedido por un senador, que debería velar por los intereses y la institucionalidad de la provincia y no pedir que se intervenga un poder del Estado por parte de un funcionario de otro lugar", completó Tizón.