Enviaba por WhatsApp violentos mensajes intimidatorios. Además, tiene restricción perimetral, pero no la respetó


Un sujeto que enviaba mensajes intimidatorios por WhatsApp a su expareja en los que amenazaba con violar a su hija de 8 años, quedó detenido en la ciudad de Calilegua.

La peligrosidad del acusado, identificado como Juan Carlos Fernández, queda en evidencia en su prontuario de antecedentes por violencia de género y restricción perimetral ordenada por el Juzgado especializado en la temática, medidas judiciales que, según confirmaron fuentes policiales, “no las no acataba”.

El caso se conoció en aquella ciudad del interior provincial porque el hombre expresaba las amenazas mediante el sistema de mensajería WhatsApp, buscando intimidar a su expareja, quien se valió de esos mensajes como prueba del feroz hostigamiento que sufría y los aportó a la Justicia.

Además, la mujer había publicado los hechos en la red social Facebook, relatando que su expareja la amenazaba con violar a la hija de ambos, de 8 años, e incluyendo las capturas de pantalla del chat.

Algunos de los mensajes que el sujeto arrestado enviaba a su expareja, en Calilegua.

En la investigación, que lleva adelante la Delegación Fiscal de Libertador General San Martín, a cargo de Julio Fernando Lobos, y la fiscal Silvia Farall, de San Pedro, se incorporó las pruebas testimoniales de la víctima y las capturas de los chats, además de los informes técnicos.

En uno de los chats difundidos, el sujeto amenazó con que “Hasta puedo meterme con (…)”, quien podría ser “violada de una”, como también escribió: “Te voy a dar ese daño con la (…) te lo juro” y redoblando la violencia de sus intimidaciones asegura a su expareja que “no te vas a escapar, tu hija se llevará todo esto”, e incluso desafía “andá, denunciá, q me interesa”.

Por todo ello, y con otros elementos, Fernández fue imputado como presunto autor del delito de “amenazas en un contexto de violencia de género”, y luego de presentarse por sus propios medios a la Seccional 39 de Libertador General San Martín, quedó alojado allí en calidad de arrestado, aunque el Ministerio Público de la Acusación solicitará su detención debido a las reiteradas amenazas y hostigamientos padecidos por la víctima.




Comentarios