Estarían individualizados los autores del feroz ataque a la imagen de María Auxiliadora emplazada en el ingreso a la ciudad ramaleña. En la escena del hecho quedó una camioneta abandonada


La imagen de la Virgen María Auxiliadora ubicada en la entrada a la ciudad de San Pedro de Jujuy fue vandalizada en la madrugada del miércoles por desconocidos que además robaron placas de bronce colocadas por los fieles.

Los supuestos autores, al ser descubiertos por una persona que pasaba por el lugar, habrían dejado abandonada una camioneta y una escalera presuntamente utilizada para cometer los daños.

Al tomar conocimiento del hecho, la población sampedreña expresó su indignación y repudio, lo mismo que el intendente Julio Bravo, quien dijo que “estaría individualizada una de las personas responsables de este hecho, que merece el repudio de todos”.

“La destrucción de la imagen sagrada fue total desde el rostro hasta la parte baja, para lo cual utilizaron herramientas varias”, dijeron fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las dos de la madrugada en el oratorio ubicado a un costado de la Ruta Nacional 34, en el acceso sur de San Pedro, a 64 kilómetros al este de San Salvador de Jujuy.

El intendente Julio Bravo se presentó en el lugar de los hechos para observar personalmente los daños provocados al santuario y a la imagen de María Auxiliadora.

Además del daño a la imagen, los vándalos robaron las placas que testimonian el agradecimiento de los fieles o le rinden homenaje a la Virgen patrona de los agricultores, y destrozaron macetas que decoraban el espacio, por todo lo cual fieles piden su desagravio.

El alerta fue dado al teléfono 101 por un gendarme que se encontraba de franco, quien observó a tres hombres causando daños en la gruta, los cuales al percatarse de la situación se dieron a la fuga, detalló la fuente.

En el lugar fueron halladas una escalera metálica de tres metros, que se utilizó para llegar hasta lo alto de la imagen, y una camioneta Ford Ranger color azul, aparentemente abandonada.

El intendente Bravo dijo que se comunicó con el padre Daniel Baca, párroco de la Iglesia San Pedro de Río Negro, y con el obispo Daniel Fernández “para ponernos a disposición e inmediatamente nos pongamos a trabajar para recuperar la imagen o poner otra imagen nueva, y tomar las medidas del caso para que estas cosas no vuelvan a suceder”, señaló.

El ataque a la imagen de la Santa Patrona de los agricultores causó indignación en la comunidad de la zona devota de María Auxiliadora.

La hornacina en la que se encontraba la imagen había sido construida por la comunidad sampedreña, por iniciativa de un grupo de mujeres de familias agricultoras, que todos los años se reunían para realizar la misa del agricultor. La obra fue inaugurada el 8 de septiembre de 1964.

“Esta imagen forma parte de la historia de San Pedro, de los mejores años de nuestra ciudad”, expresó el jefe comunal en diálogo con vecinos que se congregaron en el lugar.

Acerca de la tipificación de los delitos cometidos, en su condición de abogado Bravo explicó que “en primer lugar podríamos hablar de un robo, porque robaron las placas que se encontraban aquí”, y también de “daños”, ante lo cual “tendrá que aplicarse lo que está establecido en el Código Penal y las leyes contravencionales también”, indicó.

Las actuaciones sumarias del hecho están a cargo de la Seccional 53, con intervención del ayudante fiscal Agustín Jarma.

“Esa persona -por el presunto autor identificado- tiene que recibir el repudio de todos. Tendrá que resarcir a toda la comunidad por los daños que ocasionó y responder con su patrimonio”, sentenció finalmente el intendente Bravo.





Comentarios