El Cedems decidió levantar la "carpa docente" luego de tres meses de protesta en la vereda de la Catedral. Las claves fueron la titularización y el diálogo


En referencia a la determinación adoptada por su gremio de levantar la carpa de protesta que permaneció emplazada por más de tres meses en la vereda de la Catedral, la secretaria adjunta del Centro de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CEDEMS), Gabriela Giagante, dijo que la definición se adoptó ante el compromiso asumido por el Gobierno provincial de “seguir trabajando” en conjunto y “resolver los problemas de los docentes”, al tiempo que ponderó el rol asumido por el vicegobernador Carlos Haquim, “en quien encontramos un interlocutor válido ante la negativa de la ministra Isolda Calsina de recibirnos”, explicó.

La decisión de los docentes es la reacción a un decreto del Poder Ejecutivo emitido la semana pasada y que viabiliza la titularización de profesores que cumplían su labor en cargos interinos en distintos establecimientos de la provincia.

“A través del Vicegobernador pudimos exponer al gobernador Gerardo Morales lo que está ocurriendo en Educación”, declaró Giagante y puntualizó que de esa manera la ministra de Educación Isolda Calsina “recibió a la conducción del gremio y abrió la agenda de trabajo, que es lo que buscábamos”.

Gabriela Giagante, secretaria Adjunta del CEDEMS.

“Necesitábamos abrir el diálogo con la cartera de Educación para tratar temas puntuales”, subrayó la dirigente, para completar señalando que “hay una amplia agenda de trabajo que hace a los problemas que aquejan a la educación”.

A su vez, Víctor Luna, prosecretario de Actas del sindicato, dijo que Haquim “asumió el compromiso de ser garante en estas tratativas” y coincidió con que “de no ser por su intervención, no habríamos podido entrar en diálogo con el Ministerio de Educación”.

“El mismo compromiso tiene la Comisión de Educación de la Legislatura, presidida por el diputado Gaspar Santillán, que se comprometió a apoyarnos para llegar a buen puerto”, manifestó el gremialista.

La carpa, que simbolizaba la protesta de docentes, había sido instalada en la esquina de calles Belgrano y Sarmiento, a pocos metros de las puertas de la Iglesia Catedral. Allí los profesores reclamaron durante 94 días mejoras salariales y por sus condiciones de trabajo.

La reunión que destrabó el conflicto se llevó a cabo en la Legislatura enabezada por el vicegobernador Haquim y el ministro de Hacienda, Carlos Sadir.




Comentarios