La frase emitida por el papa Francisco, “Antes de operarme, renuncio” sigue haciendo eco en el Vaticano y en todos los fieles seguidores del pontífice.

A pesar de sus dolencias físicas, el Papa no quiere saber nada con hacerse una intervención quirúrgica. Foto: AP.

Fue dicha el 23 de mayo pasado, y se las comentó a obispos italianos que se reunieron en torno a él con el objetivo de elegir un nuevo presidente de su Asamblea Episcopal.

Sin embargo, la versión que por aquellos días trascendió de lo dicho por Jorge Bergoglio fue distinta: “No quiero operarme porque me afectó mucho la anestesia que me dieron en la operación”, habría dicho.

Cabe destacar que el Papa se encuentra actualmente trasladándose en sillas de ruedas por sus dolencias en una de sus rodillas.

Jorge Bergoglio debe ser traslado en sillas de ruedas debido a la artrosis que lo afecta en una de sus rodillas. Foto: AP.

La frase que él habría dicho hace mención a una intervención quirúrgica que duró tres horas en un hospital de Roma, donde le extirparon 30 centímetros de intestino grueso a causa de su padecimiento de una diverticulitis infecciosa.

A pesar de esto, la frase de la negativa a operarse, según fuentes del Vaticano, la habría comentado el papa Francisco a modo de broma.

Especulaciones de la prensa internacional sobre la dimisión del Papa

De todos modos, lo dicho por Francisco fue recuperado por diferentes medios de comunicación internacionales que se pusieron a especular con una supuesta finalización del mandato del pontífice.

De esta manera, el “Washington Posto”, tituló un extenso artículo de la siguiente manera: “¿Está cerca el Papa del fin de su pontificado?”.

También, “Le Figaro” junto con otros periódicos franceses y británicos se hicieron eco de la frase emitida por el Papa.

Cierto es también que desde el propio Vaticano no han hecho referencia al tema, por lo que el terreno para las especulaciones queda llano para que los medios “recojan el guante” y comiencen a proferir insinuaciones al respecto.

Por el momento, se sabe que los médicos que se encargan de la salud del Sumo Pontífice recomiendan que se haga una intervención quirúrgica a fin de mejorar la artrosis que lo aqueja. Pero, al parecer, la posición firme y ya tomada de Francisco aleja la posibilidad de la operación.

Para el mes próximo, el Sumo Pontífice tiene programados varios viajes, que incluyen África y Norteamérica.

Para el mes próximo, en julio, el Papa tiene organizado un viaje a África, que incluye trasladarse por la República Democrática del Congo y por Sudán del Sur, y para fines de ese mismo mes se estará trasladando a Canadá.

En la actualidad, Francisco es tratado con dos horas de ejercicios de rehabilitación, además de practicarle diariamente infiltraciones para calmar su dolor articular.