El pasado domingo un hombre atropelló a un desfile navideño y terminó matando a cinco personas en la ciudad de Wisconsin, en Estados Unidos. El autor del hecho fue identificado como Darrell E. Brooks, quien ya había estado en la cárcel a principio de este mes por un caso de violencia doméstica y tiene un amplio prontuario por abuso sexual, uso de drogas y resistencia a la autoridad.

El hombre de 39 años es el principal acusado de cometer el crimen y será juzgado por los cinco fallecidos. Las autoridades revelaron su prontuario y se detectó que a principio del mes de noviembre había estado en prisión por un caso de violencia de género contra la madre de su hijo.

La policía investiga en el lugar del hecho.

En 2006, había sido condenado por mantener relaciones sexuales consensuadas con una adolescente de 15 años, con quien tuvo un hijo. Tras declararse culpable de este hecho, fue puesto en libertad condicional, informó la Oficina del Sheriff del condado de Washoe.

Brooks afronta un cargo de violencia doméstica por haber golpeado el pasado 2 de noviembre a la madre de su hijo y haberla atropellado durante una pelea en un estacionamiento de una estación de servicio.

De acuerdo a los registros judiciales, se encontró en la víctima sangre seca, el labio hinchado y la huella de un neumático en el pantalón de su pierna izquierda. Por ese incidente, fue acusado por obstrucción a un oficial, poner en peligro imprudentemente la seguridad, por delitos menores de segundo grado, conducta desordenada con evaluaciones de abuso doméstico y agresión.

Darrell E. Brooks tiene un importante prontuario y había estado en prisión a principio de mes

Sin embargo, el 11 de noviembre pagó una fianza de 1.000 dólares para quedar en libertad. De hecho, la oficina del fiscal de distrito de Milwaukee sostuvieron que “la recomendación de fianza del Estado en este caso fue inapropiadamente baja a la luz de la naturaleza de los cargos recientes y los cargos pendientes contra el Sr. Brooks”.

Debido a esto, la propia jurisdicción anunció que se inició una “revisión interna de la decisión de tomar la reciente recomendación de fianza en este asunto a fin de determinar los próximos pasos apropiados”.

El atentado de Wisconsin

Al menos cinco personas murieron el pasado domingo de entre 52 a 81 años mientras desfilaban en una tradicional fiesta de fin de año. El atacante, Darrell E. Brooks, derribó varias vallas colocadas para el desfile y atropello a decenas de personas.

El hecho ocurrió el pasado domingo cuando Brooks intentaba escapar de una pelea callejera y, en el momento en el que vio a la policía, aceleró hasta que arremetió contra esas personas.