“Ya no quería salir”: quién es la mujer que pasó 500 días de aislamiento voluntario en una caverna

La española vivió durante más de un año sin contacto con el mundo exterior en una caverna a 70 metros bajo tierra.

"Nos leemos de nuevo en abril/mayo del 2023" fue parte del post en redes sociales de Beatriz Flamini al emprender su experiencia.
"Nos leemos de nuevo en abril/mayo del 2023" fue parte del post en redes sociales de Beatriz Flamini al emprender su experiencia. Foto: @beatriz_flamini/Instagram

Una mujer se aventuró a una experiencia que muy pocos harían: vivió 500 días de aislamiento voluntario en una caverna de Andalucía, al sur de España.

La española de 50 años se mantuvo sin contacto con el mundo exterior a 70 metros bajo tierra y definió su experiencia como “maravillosa e insuperable”, según Playground.

Durante más de un año, la mujer no tuvo contacto directo ni con la luz del sol ni con otras personas. En ese período aislamiento decidió ejercitarse, pintar, tejer y leer alrededor de 60 libros.

La española es conocida como una deportista de élite.
La española es conocida como una deportista de élite. Foto: @beatriz_flamini/Instagram

Su aislamiento voluntario fue monitoreado por investigadores, especialistas en cavernas, instructores físicos y psicólogos, que estudiaron cómo el aislamiento social y la desorientación podrían afectar el sueño, el tiempo y los patrones cerebrales.

Asimismo, un equipo se encargaba de llevarle alimentos a un punto de la caverna, sin establecer contacto con la mujer bajo ninguna circunstancia.

La mujer que vivió en una caverna de Andalucía

Según las redes sociales de PlayGround, la mujer que vivió alrededor de 500 días en una cueva andaluza, es una atleta conocida como Beatriz Flamini.

La protagonista del suceso contó a NBC News su experiencia del aislamiento voluntario: “Yo no hablaba conmigo misma en voz alta, pero tenía conversaciones internas y me llevaba muy bien conmigo misma”.

En un punto la atleta fue cuestionada sobre si quiso dejar la caverna en algún momento, a lo contestó rotundamente: “Nunca. De hecho, ya no quería salir”, contó Flamini.

Beatriz confesó además, que no permaneció los 500 días completos en la caverna, ya que tuvo que salir durante ocho días por arreglos al equipo de monitoreo. Durante ese período permaneció sola en una tienda de campaña.

En cuanto a su experiencia, en donde no tuvo acceso a ningún aparato electrónico ni relojes, la mujer señaló que parte de su desafío fue mantener la noción del tiempo. “En el día 65, dejé de contar y perdí percepción del tiempo”, explicó.

La historia de Beatriz Flamini se viralizó en redes sociales los últimos días, pero su experiencia ocurrió el 20 de noviembre de 2021. La mujer volvió a la superficie un 14 de abril con su rutina registrada en cámaras, lo que próximamente será convertido en un documental.

Temas Relacionados