Durante esta jornada y tras una manifestación de productores de San Antonio, le devolvieron el tractor a su dueño, quien días antes Gendarmería Nacional se lo había secuestrado y por el cual AFIP le exigía $800 mil para poder recuperarlo.

Vecinos de Piñalito Norte, en la localidad de San Antonio, se movilizaron para reclamar el hecho de que un colono perdió su tractor al ser retenido por la Gendarmería Nacional. Dicho secuestro se dio por supuestas irregularidades en los papeles, por “averiguaciones” al respecto. El tractor es un modelo argentino del año 1970, y fue pasado a la Aduana. Para poder recuperarlo se le pedía al colono una suma de $800 mil.

Ante esta situación, los vecinos de la zona realizaron una movilización exigiendo la devolución de la fuente de trabajo al productor, situación que pareciera repetir una episodio parecido vivida tiempo atrás, cuando a partir de operativos se secuestraron tractores, por ser presuntamente ingresados ilegalmente desde Brasil. Las acciones de la fuerza federal provocaron en su momento la reacción de centenares de productores en la zona del Alto Uruguay, que intentaron evitar la retención de los vehículos que son utilizados para el desarrollo de diferentes actividades económicas en la región.

Finalmente el tractor le fue devuelto al colono de San Antonio.

El intendente de San Antonio, Fausto Rojas, expresó al respecto que no comprende la toma de decisión por parte de Gendarmería y los señaló como resultado de la “falta de experiencia” de los agentes. Mencionó además que al ser una herramienta de trabajo no debería molestar a nadie, de ese mismo modo criticó que la fuerza debería ocuparse de otras cuestiones “más importantes”.