José Ricardo, colono de Piñalito Norte de la localidad de San Antonio, contó el drama que vive tras el secuestro de una de sus herramientas de trabajo por parte de la AFIP, y sobre la cantidad de dinero que le piden para recuperarlo.

Se trata de un tractor modelo Ford año 1970, el cual fue retenido en un control de Gendarmería Nacional por irregularidades en sus papeles cuando el productor se dirigía a la chacra de otro. Al no tener la documentación del vehículo, que en principio sería de origen argentino, este quedó a disposición de la fuerza “por averiguación”

La cuestión es que, según indicó José Ricardo “el camión es de modelo 70, ya no existe la documentación para una máquina tan vieja”.

Ahora, la AFIP le exige el pago de 800 mil pesos para poder devolverle la herramienta de su trabajo. “Con ese dinero puedo comprar un vehículo mucho mejor que el que me quitaron” comentó el colono.

La AFIP le retuvo un tractor y ahora le pide 800 mil para devolvérselo.

Frente a esta situación, el hombre indicó que en conjunto con otros productores de la zona, que temen que esta situación también les pase a ello, se está organizando una manifestación para esta mañana, exigiendo la devolución de su instrumento de trabajo o una reevaluación del caso.

“No se justifica que le sustraigan una herramienta de trabajo a un pobre colono que está dando de comer a su familia” cuestionó José Ricardo y agregó que para un productor es casi imposible abonar la cantidad de dinero que le exigen.

“Esto quiere decir que nosotros no podemos movilizar una herramienta de trabajo por ningún camino porque estamos sujetos a que nos lo saquen”, agregó. Destacó además que hay exigencias mayores para los propietarios de vehículos extranjeros que en este caso no serían válidas ya que el tractor es de origen nacional.

“Vamos a pelear por él y por cualquiera de la comunidad, porque son pocos los que trabajamos en este país y la gente merece trabajar en paz”, finalizó José Ricardo.