Debido a los problemas eléctricos que se registraron en la toma de agua del río Iguazú, algunos barrios de las zonas más altas de la ciudad reportaron falta de agua potable hace varios días.

Desde el municipio, se estuvo realizando diferentes perforaciones para paliar la situación sin embargo aún no están en funcionamiento porque no han llegado los equipos y bombas sumergibles.

Con respecto a esto, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) mediante un comunicado indicó que “debido a las fuertes ráfagas de viento, se registran cortes de energía eléctrica y picos de tensión que no permiten mantener a los equipos en funcionamiento”

Señaló también que “esta situación se registra hace varios días, es por ello que algunos barrios ubicados en las zonas altas ya registran problemas en la distribución de agua potable”

Todo esto " provoca una reducción en la producción de agua potable es por ello que se ruega a toda la comunidad poner especial atención en el cuidado del agua. Además se recuerda que rige un alerta por la sequía que se acentúa con el pasar de los días que afecta a toda la provincia”

Estas perforaciones son parte del plan de contingencia para paliar la crisis hídrica que se da en toda la provincia.

Además, también hay que tener en cuenta las condiciones climáticas, ya que estas acentúan aún más los problemas de abastecimiento de agua potable.

En este sentido, desde el gobierno provincial pretenden paliar la situación con la próxima inauguración de la segunda planta potabilizadora que está ubicada en barrio Las Leñas, que solucionaría la distribución de agua potable en los barrios altos de la ciudad de las Cataratas.

Fuente: El territorio