Ayer por la mañana, pasadas las 9:30 horas, vecinos solicitaron ayuda a los Bomberos Voluntarios por la caída de un perro a un pozo de agua de 12 metros de profundidad.

El operativo estuvo a cargo del Grupo Especial de Rescate y Salvamento Iguazú GERSI, quienes procedieron a sacar a “Colita” del pozo de agua que está en la galería de una vivienda ubicada en calle Peteribi, Barrio Obrero de Iguazú.

Según el parte de prensa de Bomberos Voluntarios se detalla que al llegar al lugar, constataron que el animal se encontraba dentro del pozo de agua de 12 metros de profundidad. Debido a la ubicación del pozo fue imposible para el grupo el uso del Sistema de Anclaje Móvil, trípode.

Por ello, la unidad procedió a la utilización de una escalera del móvil para el sistema de anclaje, una vez asegurado el sistema la rescatista Luz Rodríguez descendió con equipo de respiración autónoma.

Se utilizó el sistema de polipasto para su descenso. Una vez asegurado se los asciende entregando al animal en buen estado a su propietario.