Vecinos del sector rural, más precisamente de los parajes El Verde, San Alberto, El Tigre y alrededores, manifestaron que se hallan desilusionados por la falta de energía eléctrica producto de la tormenta y el fuerte viento, que derrumbó gran cantidad de postes el miércoles pasado.

Todavía se encuentran los postes en el suelo, precisaron, con todo lo que implica la falta de energía. A la voladura de techos, hay que agregar todas las pérdidas de los alimentos refrigerados, el funcionamiento de electrodomésticos, bombas de agua, Wi-Fi, cargas de celulares, y la afectación a las cooperativas que funcionan en la zona de la ruta Costera. Somos unas 3 mil familias las damnificadas, que estamos expectantes esperando que vuelva la energía”, agregaron.

El fuerte temporal que se desató durante la tarde y la noche del miércoles en varios municipios causó daños en viviendas y en el tendido eléctrico, puesto que el fuerte viento que acompañó a la lluvia torrencial arrancó techos y provocó caída de árboles, algunos de gran porte, que también obstaculizaron el tránsito vehicular por algunos momentos.

Algunas colonias de Comandante Andresito continúan sin energía eléctrica.

Fuente: El Territorio