Luego de permanecer 560 días cerrado en el marco de la pandemia por coronavirus, el 27 de septiembre el Puente Internacional Tancredo Neves, que une a Puerto Iguazú con Foz de Iguazú, finalmente tuvo su reapertura y a un mes del suceso hubo casi 55 mil cruces.

Estos datos fueron revelado por la Coordinación de Centros de Frontera, el cual cuantificó desde el mes pasado el ingreso de 28.793 personas por el corredor Iguazú-Foz y egresaron 25.730. La mayoría fue por tránsito vecinal.

La reapertura del puente internacional Tancredo Neves reabrió primero como prueba piloto y luego ya de manera definitiva. Esto significó un paso importante para Puerto Iguazú, ya que debido a las restricciones fue una de las ciudades misioneras más afectadas.

Según datos de Coordinación de Centros de Frontera de NEA dependiente del Ministerio del Interior de la Nación, entre el 27 de septiembre y ayer, hubo un total de 54.523 tránsitos por el viaducto internacional, que hasta antes de la pandemia era el de mayor tráfico de todo el país.

Precisaron que el número de pasos es comparable con los registrados un día sábado en plena temporada alta durante el 2019.

A un mes de reabierto el puente Tancredo Neves hubo casi 55 mil cruces por el paso fronterizo.

Héctor Careaga, coordinador de Centros de Frontera del NEA explicó que “en Iguazú, desde que el paso fue declarado como corredor seguro ya estuvo vigente el cupo de 1.600 ingresos. Sin embargo, hasta el momento no se llegó a cubrir el cupo máximo. La cantidad de ingresos fue aumentando conforme se brindaba facilidades a los ingresantes”.

Según precisó, hasta el momento el balance a nivel operativo fue bueno y recordó que “el control sanitario es llevado adelante por agentes sanitarios del Ministerio de Salud de Misiones, luego personal de Migraciones realiza el control documentológico, la AFIP los controles pertinentes y Gendarmería Nacional está encargada de la seguridad de la zona primaria aduanera”.

Mencionó que durante la primera semana hubo algunos inconvenientes, sobre todo, por el desconocimiento de personas para realizar la declaración jurada de manera online en el sitio de Migraciones o por falta de conexión en la zona.

Luego, el 19 de octubre el gobierno nacional decidió que para el Tránsito Vecinal Fronterizo no era necesaria la declaración jurada, decisión que facilitó el acceso y redujo el tiempo de espera para el ingreso.

“La mayoría de las personas que ingresaron al país durante el primer mes fueron repatriados e iguazuenses que  utilizaron el beneficio del Tránsito Vecinal Fronterizo” y agregó que “desde el momento que se implementó la gratuidad en los test de antígenos se incrementó el número de tráficos y con la eliminación de la declaración jurada para TVF también. Eran dos ítems que quizás complicaban el ingreso”.

En este marco, desde el gobierno provincial implementaron una serie de medidas para motivar al brasileño, como el test de antígeno sin costo y la implementación de wifi libre en la zona primaria aduanera.

Persiste la obligatoriedad del PCR que impide el ingreso masivo de brasileños, situación que según señalan desde el sector turístico y comercial, desmotiva a los turistas.

Joaquín Barreto, presidente de la Cámara de Comercio de Iguazú, comentó que “los primeros quince días no tuvimos mayor injerencia con el ingreso de brasileños. Pero ahora empezamos a tener una concurrencia masiva de brasileños en las estaciones de servicio y en los supermercados. Hubo un fuerte ingreso, pero desde noviembre tendremos una mayor reactivación que es la que necesitamos en la ciudad”.

Fuente: El territorio