Una mujer y sus pequeños hijos dormían la siesta este martes en Puerto Iguazú cuando un incendio en la vivienda los obligó a despertar y huir. De milagro hubo solo daños materiales.

La casa está ubicada en el barrio Riveras del Paraná y habitan en ella un matrimonio y sus hijos. En el momento del siniestro, el hombre de la casa, que se desempeña como albañil, se encontraba trabajando.

Los Bomberos Voluntarios, informaron que la guardia recibió el llamado de alerta y se trasladaron hasta la calle La Rioja a las 14:51. En primer lugar salió una dotación y minutos más tarde un camión cisterna. A ellos se sumó otro para el traslado del personal.

Las condiciones del lugar tornaron una quimera acceder a la casa siniestrada por lo angosto de las calles del barrio, una pendiente y la altura de los cables eléctricos. Tuvieron que extender una manguera de 150 metros para apagar el fuego.

Las primeras pericias indican que el fuego se inició sobre el cielo raso de la vivienda. La pareja alquilaba el lugar a un pariente.