El obispo Nicolás Baisi celebró en la tarde del domingo, la primera misa en la historia de la Diócesis local, en las Cataratas del Iguazú, en el Salto Dos Hermanas.

En la oportunidad el obispo destacó la creación de Dios y que "es un orgullo poder hacer una misa en un lugar tan representativo, y vislumbrar la belleza del lugar nos emociona mucho al contemplar la creación de Cristo y nos rememora a la historia de nuestras misiones jesuitas" enfatizó.

La misa estuvo organizada por Rodrigo Rolón Laico y el sacerdote Paulo Arroyo, con el acompañamiento del Parque Nacional Iguazú.

La celebración religiosa fue transmitida a través de las redes sociales y no se permitió la participación de los fieles para preservar la salud en el marco de la pandemia.