El objetivo es dar fruto para la comunidad y a los animales del monte y de esta manera tratar de recuperar el pulmón verde de la comunidad.


El jueves se plantaron 100 mudas de árboles frutales en la Comunidad Yryapú de Puerto Iguazú. Las especies fueron donados por la Fundación Vida Silvestre a pedido del Cacique Alcides Ojeda que ya hace varios meses se encuentra trabajando por el medio ambiente en su comunidad.

El objetivo es dar fruto para la comunidad y a los animales del monte y de esta manera tratar de recuperar el pulmón verde de la comunidad y la zona selvática ubicada en las 600 hectáreas. Para ello plantaron árboles de cereza, pitanga, durazno del Monte yvaporoit, guavira y palmito.

Por su parte la Fundación Vida Silvestre acompaño la tarea “Fue una jornada corta, porque tenían todo preparado para plantar, esta iniciativa nació desde la comunidad que nos solicito los plantines, ellos están con un grupo abocado al cuidado del medio ambiente, asi que fue una jornada muy satisfactoria” incido Claudia Amicone representante de Vida Silvestre en Iguazú.


En esta nota:

Titulares Iguazú Mbya


Comentarios