El hecho se registró en la madrugada del domingo en el barrio Los Yerbales, de Iguazú.


En la madrugada de este domingo, a las 2, efectivos de la comisaría local suspendieron una fiesta en el barrio Los Yerbales de al menos 150 personas que infringieron el aislamiento preventivo vigente.

Un joven de 18 años, organizó el encuentro rompiendo los protocolos sanitarios e incumpliendo el aislamiento social preventivo y obligatorio. Fue en este marco, que los efectivos se trasladaron al lugar y constataron más de 100 personas reunidas en una vivienda, los cuales la mayoría se dio a la fuga.

Posteriormente, una vez suspendida la fiesta, se identificó al organizador y propietario del inmueble quien fue notificado de la causa y se labró el acta correspondiente con intervención de la Justicia.




Comentarios