Una confitería de Puerto Iguazú fue multada por incumplir el protocolo establecido para la apertura de este tipo de comercios en medio de la cuarentena por el coronavirus.

El procedimiento se realizó pasada las 1 de la madrugada de este domingo en un local ubicado en cercanías de la avenida Tres Fronteras, donde la policía constató que en el interior del local se denotaba el aglomeramiento de personas.

Circunstancias en que el personal realizaba operativos de prevención y control sanitario en la ciudad, para el correcto cumplimiento de las medidas de bioseguridad, detectó en el sitio las anomalías como la falta de utilización de barbijos en los concurrentes.

Por ello, se labró las actas correspondientes a los presentes y al despeje del lugar, dándose intervención al Juzgado de Faltas local.