Una emprendedora de Iguazú lamentó la actitud del municipio.


Lidia Mayol, directora del Petit Hotel Si Mi Capitán, de Puerto Iguazú, lamentó que la municipalidad local le cobrara para dar de baja su negocio, que lleva tres meses sin facturar debido a la pandemia del coronavirus. “Fuimos a dar la baja en el municipio y nos cobraron el mínimo imponible de estos meses que no facturamos. No tenemos dinero”, señaló en La Voz de Cataratas.

El hecho ocurrió el mismo día en que el sector turístico marchó para pedir la aprobación de una ley de emergencia turística. “Estamos parados desde el 20 de marzo. Estamos cerrando la empresa y, o sorpresa ayer hemos ido a la municipalidad para pedir la baja para no seguir acumulando deudas y nos cobraron los mínimos imponibles de marzo, abril, mayo y junio. Una cosa de locos. Cerrado hace prácticamente 4 meses y no les importa nada”, dijo Mayol.

La mujer reveló que, por las deudas, la falta de movimiento y la impotencia tuvo que vender una propiedad y bienes de uso del hotel. “La impotencia que esto genera no tiene sentido. Es una vergüenza que sigan cobrando con las puertas cerradas”, recalcó.

Si bien no es un monto elevado, “pero hoy una moneda es mucho, nos solicitaron los cuadernos de iva/facturación. Estamos cerrados desde marzo por un decreto Nacional. In escrupulosos, no tengo otra palabra”.




Comentarios