Las autoridades del vecino país se enteraron de la situación y decidieron asistir junto a Migraciones para ayudarlos a regularizar y mejorar su situación.


El Consulado Paraguayo en Iguazú, a cargo de Magno Álvarez, advirtió de la situación de precariedad y vulnerabilidad que atraviesan familias en la localidad y asumió el compromiso de asistirlas. En la visita acompañado de la delegada de Migraciones en Iguazú, Leonor Lenguaza, constataron el estado legal de los jóvenes padres de la familia que tiene 7 hijos. En este encuentro también notaron que la situación de vulnerabilidad es extrema y que se requiere con urgencia de ayuda para solucionarla.

Además, se registró también en la zona el caso de una mujer que sufrió violencia por parte de su concubino, ahora preso. El hombre había incendiado la casa que compartía con sus ocho hijos, de los cuales seis son paraguayos. “Nos hemos encontrado con una situación de extrema pobreza, además de solucionar la cuestión legal de los compatriotas, tenemos que realizar un abordaje integral para ayudar a la familia a que pueda salir adelante, sobre todo tenemos que hacer hincapié en la necesidad de una planificación familiar e implementar métodos anticonceptivos”, agregó el Cónsul paraguayo en Puerto Iguazú.

La delegada de Migraciones indicó que es menester realizar un trabajo integral para regularizar la situación de estas personas en el país. Comunicaron desde el consulado que a partir del lunes próximo se dará inicio a los trámites de documentación para los adultos.




Comentarios