Mientras se cerraron casi 200 locales, algunos, por ejemplo un bar, que transformó en verdulería.


Joaquín Barreto, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Puerto Iguazú señaló que a raíz del parate económico se han registrado cambios en los servicios que ofrecen los comercios que inicialmente. Afirmó que a pesar de la habilitación de nuevos rubros, el hecho de que la economía de la localidad esté enfocada en el turismo hace que la recuperación sea aún más compleja.

“A partir del medio día ya estarían abriendo sus comercios. Al igual que en toda la provincia, no abrirán los gimnasios, bares, restaurante, ni hoteles y hemos trabajo en la medida en que hemos integrado a varios comercios”, dijo Barreto.

Precisó que pasar de un enfoque del cliente turista a uno local local será todo un desafío. “Le decía que logramos un paso positivo al poder abrir, pero de acá a dos semanas nos daremos cuenta de la realidad. Iguazú está preparado para atender a mucha mayor cantidad de gente que vive en la ciudad y para atender el comercio fronterizo, el turismo y la mejora no va a pasar por un corto tiempo. Vemos un panorama totalmente negro”, lamentó.

Señaló que este mes se resentiría mucho más que el mes pasado. Barreto precisó que se cerraron casi 200 comercios y algunos fueron mutando. “Por ejemplo en lugares que habían bares, se están poniendo verdulerías. Cambiaron de rubro temporalmente, porque si bien nosotros podemos oficialmente trabajar, la mayoría de los negocios del centro de Iguazú son negocios de regionales, de bares, de venta de ropa de cuero y están enfocado al 100% en turistas y extranjeros y estos negocios algunos están haciendo esa mutación para poder trabajar porque la zona del microcentro tiene alquileres muy altos hablamos de 80 mil pesos o 100 mil pesos”, justificó.




Comentarios