El empleado infiel le vendió el rodado a un hombre que la compró de buena fe y se la entregó al dueño.


Fue detenido un empleado de la municipalidad de Puerto Iguazú acusado de ser el responsable de la desaparición de una moto que desapareció del corralón municipal, situación que salió a la luz cuando su propietario pagó la multa que le impusieron por circular con el seguro vencido (había caducado en medio de la cuarentena por el coronavirus). El trabajador que se encuentra detenido fue identificado como Gabriel C.

El ahora detenido fue capturado a partir de la denuncia de Ezequiel Navarro, el dueño del rodado robado, quien el lunes recibió en su casa a un sujeto que le devolvió la Honda Biz afirmando que la compró de buena fe.

Luego de recuperar el rodado, el denunciante llamó a los peritos de la Policía de Misiones, quienes se llevaron la moto para ratificar que es de propiedad de Navarro, quien reveló en El Territorio que el martes fueron citados a declarar tanto él como el presunto comprador de buena fe y el vendedor. Fue ahí cuando descubrió que se trataba de un empleado municipal.

En tanto desde la fuerza provincial señalaron que el encargado de seguridad del predio municipal denunció la desaparición de dos motos del corralón: la de Navarro y una Honda Titán de 150 cc, retenida el 11 de marzo.




Comentarios