Gendarmería colocó barricadas para impedir el paso de turistas. Algunos acampan sobre el asfalto.


Gendarmería Nacional colocó vallas sobre el puente internacional Tancredo Neves, en la frontera de Puerto Iguazú (Argentina), con Foz de Iguazú (Brasil) para impedir el acceso de turistas que intentan ingresar al país a pesar del cierre total de fronteras ordenado por el presidente Alberto Fernández el pasado viernes y que se hizo efectiva desde el primer minuto de este domingo.

A media mañana de este domingo, viajeros de distintos puntos del exterior comenzaron a arribar al puente y ante la presencia de vallas, acampan del otro lado, esperando alguna medida excepcional que les permita ingresar al país.

Ese paso internacional fue la última alternativa de ingreso para viajeros llegados desde los distintos destinos considerados de riesgo debido al alto número de infectados por el Covid-19 (coronavirus) y generó incluso algunos desencuentros entre pobladores y autoridades de la localidad del norte misionero y Nación, hasta que llegaron aviones Hércules que derivaron a todos hasta distintas ciudades argentinas.

El Gobierno provincial en tanto ya había organizado con la empresa de transporte de pasajeros Río Uruguay el traslado de cientos de turistas que estaban varados en el cruce internacional a la espera de una definición.




Comentarios