Fueron entregados a las autoridades de la Unidad Regional de Iguazú.


El arquitecto de Puerto Iguazú, Mauricio Krumkamp, elaboró unos tachos, preparados con una canilla que son fáciles de transportar para que los policías de la provincia de Misiones puedan lavarse las manos en caso que lo necesiten.

La iniciativa nació en el contexto de la cuarentena obligatoria por la pandemia mundial de coronavirus. “Nuestra idea siempre fue colaborar con la gente que se está exponiendo todos los días mientras que nosotros guardamos la cuarentena”, comentó en Iguazú Ahora.

Además de esta iniciativa, anteriormente, el arquitecto junto con Alicia Szwarc, confeccionaron barbijos y también donaron a la policía de la provincia.




Comentarios