Ayer llegó al ministerio de Trabajo de Misiones una carta enviada desde Buenos Aires, por Federico José Álvarez Herrero, apoderado de la empresa Riva Ratti, para informar sobre la suspensión de 59 trabajadores de las obras en el Aeropuerto Internacional de Puerto Iguazú. En la misiva se aclaró además que cada trabajador ya fue notificado mediante carta documento. La empresa argumentó que por "razones de fuerza mayor" no puede otorgar tareas a los obreros.

Las suspensiones llegaron en medio de las protestas de los otros trabajadores que quieren cobrar los meses adeudados y que este jueves se acercaron nuevamente a la terminal aérea para intentar cobrar, informó el portal Iguazú Ahora.

Por el momento no avisaron si volverán a cortar el acceso a las Cataratas y al aeropuerto para reclamar.

La lucha con la empresa viene ya desde diciembre, algunos Iguazuenses se solidarizaron y organizaron una campaña para recolectar alimentos y así poder ayudar a los trabajadores que están en una situación agonizante.