Dos grupos de pescadores furtivos fueron descubiertos por guardaparques mientras realizaban patrullajes en el Paisaje Protegido Lago Uruguaí, en tanto que un tercer grupo estaba dentro del Parque Esperanza. Se les secuestraron varios peces, elementos de pesca y también armas.

Guardaparques del Ministerio de Ecología desbarataron grupos de pesca furtiva en plena veda.

Por un lado, en el Lago Uruguaí, hallaron dos grupos de personas, el primero conformado por dos hombres y el segundo por otros cinco sujetos. En el primer caso quedó detenido uno de ellos por portación de armas y se les decomisaron redes, sábalos y tarariras, además de una pistola calibre 22, municiones y una motocicleta de 110 cilindradas.

En el segundo caso, las cinco personas tenían consigo redes, sábalos, bogas y tarariras. En ambos casos se labró el acta de infracción correspondiente y se les pidió que se retiraran del lugar.

Por otra parte, en el Parque Esperanza, los guardaparques del Ministerio de Ecología dieron con otro grupo de cinco personas, todos masculinos, quienes llevaban una conservadora con 75 bogas. Luego del hallazgo, secuestraron sus pertenencias y les ordenaron que se alejen del zona.

La ordenanza 392/19 del Ministerio de Ecología establece la prohibición de pesca con cualquier destino hasta el 20 de diciembre de 2019 en aguas del río Paraná y afluentes, en tanto que para el río Uruguay y sus respectivos afluentes se extiende hasta el 31 de enero de 2020.