La aerolínea JetSmart abandonó su idea de conectar Puerto Iguazú con Santiago de Chile y mudó el destino de la ruta trasandina a Foz do Iguazú.

El aterrizaje en Foz, según el ministro de Turismo, Gustavo Santos, se debe a la inquietud causada por la agresión a turistas y las dificultades operativas que surgen del recorte horario en El Palomar.

Es que el proyecto consistía en armar un circuito desde Santiago de Chile a Buenos Aires, pasando por las Cataratas. Y de regreso a Chile.

El ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, confirmó que la aerolínea JetSmart desistió de sus planes de conectar Puerto Iguazú con Santiago de Chile y optará en cambio por aterrizar en Foz.

Santos mencionó el impacto que tuvo la restricción horaria que impuso al aeropuerto El Palomar la jueza federal Martina Forns. La agresión a los turistas también pesó a la hora de elegir el lugar de aterrizaje, señaló.

"Veníamos trabajando junto con el ministro (de Turismo de Misiones José) Arrúa para darle una buena noticia a los misioneros: un vuelo directo de Santiago de Chile a Iguazú a través de la línea JetSmart", lamentó Santos.

Agregó que, como las tasas en Foz son más bajas para los vuelos, la Nación y Misiones harían aportes para equilibrar costos.

Insistió en la mala imagen que tuvo Puerto Iguazú por el ataque piquetero a turistas "incluidos chilenos, que además se vio en todo el mundo".

"Muchas familias de Misiones viven del turismo y cuando atentamos contra el turismo atentamos contra la gente" señaló el ministro de la Nación.

A Iguazú, agregó, llegan seis líneas áreas distintas y el año pasado unos 500 mil pasajeros aterrizaron en el aeropuerto cercano a Cataratas. "Desde enero a julio, solamente, se llegó a ese número", dijo Santos.

Twitter