Conexión Bio Arquitectura es el grupo que se presentó en el Ciclo Yendo del espacio cultural Julio Le Parc. En el encuentro que dieron de denominó “Construyamos nuestra casa sostenible” y las encargadas de dictarlo fueron las arquitectas Ianina Perabó y Josefina Perales, ambas de Tunuyán.

//Mira también Guaymallén propone acciones de concienciación y prevención contra el cáncer de mama

El estudio de bioarquitectura tiene 10 años de experiencia en el sector de la construcción y cuenta con proyectos e innumerables de obras realizadas. El propósito de este emprendimiento de mujeres es diseñar y construir edificios eficientes en donde el consumo energético sea mínimo o nulo.

Por otra parte, las arquitectas logran que los propietarios sean parte de todo el proceso en forma activa para que el resultado final sea para su propio bienestar. “Nos apasiona diseñar y desde nuestra labor colaborar para la recuperación de los daños que como humanos le causamos en los últimos años al planeta” indicaron las emprendedoras a Vía Mendoza.

Ianina de Bio Arquitectura junto a trabajadores en una obra de su proyecto.

Las profesionales se capacitan constantemente buscando soluciones sostenibles para el hábitat humano. Además, trabajan en alianzas con bioconstructores especialistas en estructuras geodésicas de madera donde utilizan caña de castilla. “Estas personas poseen experiencia en el trabajo de la tierra para poder llevar a cabo nuestros proyectos de forma liviana y asertiva”, indicaron.

//Mira también Un artista viajará en bicicleta de Mendoza a Buenos Aires para competir en una “batalla de gallos” nacional

Lo que las diferencia de otros estudios es que este está basado en la bioarquitectura (Arquitectura para la vida) que es una arquitectura consciente. La misma comprende desde el diseño hasta la construcción del inmueble.

“Para que nuestro emprendimiento sea sostenible en el tiempo nos comprometemos con cada uno de los proyectos que germinan en Conexión Bioarquitectura. Logramos hacer realidad las aspiraciones de los clientes en cada etapa siendo fieles a las premisas de eficiencia energética y el uso de materiales naturales”, afirman.

“Como nuestro nombre lo indica intencionados la “conexión” con la tierra, con los seres que la habitan, entre nosotros mismos, con nuestros aliados y los nuevos que se vayan sumando a este proyecto en constante crecimiento”, concluyeron.