El reclamo se realizó este viernes 6 de mayo, frente a la sede del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (COPNAF). Familiares de Tahiel, marcharon desde la Plaza Ramírez de Gualeguaychú para reclamar la falta de atención del organismo, dado que llevo a la muerte del menor de 2 años de edad. Por el hecho está detenida la mamá y el padrastro del niño se quitó la vida tras ser detenido.

Se conocieron los resultados de la autopsia del niño que sufrió una muerte violenta en Gualeguaychú

La protesta fue intensa frente al COPNAF Gualeguaychú, donde hubo fuertes críticas a las autoridades del organismo pidiendo la renuncia de las autoridades. Los manifestantes, solicitaron la presencia de la titular Sofía Rossi, pedido que fue denegado. Uno de los profesionales que trabaja en el organismo intentó dialogar ofreciendo que ingresaran de a dos, lo que fue tajantemente rechazado por los familiares del menor. Se presentaron momentos de insultos y reclamos directos, pidiendo la renuncia de las autoridades del organismo provincial.

Casa donde ocurrió el asesinato de Tahiel Foto: Web

Las críticas por el manejo del organismo en el caso, fue denunciado por las propias tías de Tahiel, quienes afirman que él mismo sabía de la situación de maltrato que recibía la víctima.

En el lugar hubo quema de gomas, con intervención de Bomberos Voluntarios. También se hizo presente personal policial con la presencia del jefe de la Departamental de Policía Crio. César Primo. Pasadas las 14 horas los manifestantes se retiraron del lugar, con promesa de regresar la próxima semana, publicó, Radio Máxima.

Se quitó la vida uno de los detenidos por la muerte del niño de 2 años en Gualeguaychú

La respuesta de las autoridades del COPNAF Entre Ríos. Foto: Radio máxima

Asimismo desde el organismo, Gabriel Leconte, presidente del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente, y la Familia y Sofía Rossi, coordinadora en Gualeguaychú, manifestaron al mismo medio que “si la custodia del niño la tuvo una tía, fue decisión entre ellos porque jamás se hizo ninguna denuncia”. Y agregaron “nadie de la familia de Macarena (Ortiz, madre de Tahiel) fue jamás a denunciar maltrato o algo sobre los niños”, y que nunca les enviaron ninguna observación desde el Hospital Centenario.

En cambio, el COPNAF sí tomó intervención en el caso de los hijos de Alfredo Ferreyra, el hombre de 38 años co-imputado por el crimen que se suicidara el martes pasado, y la joven Antonella Muñoz. En ese sentido, expresaron que los hijos quedaron a cargo de Ferreyra porque la madre “no era apta”, aunque no brindaron mayores detalles al respecto.

Leconte y Rossi revelaron que el personal del COPNAF “está amenazado” y que hay “una campaña” contra los empleados y el organismo que se ocupa de los temas de menores, adolescentes y familias. Atribuyeron esa campaña a personas que han perdido la posibilidad de ver a sus hijos por abusarlos o maltratarlos, que ahora aprovechan la desgraciada situación.