Este martes 6 de julio se llevó a cabo la novena sesión ordinaria en el Concejo Deliberante de Gualeguaychú. Como es habitual en cada sesión, la presidenta del cuerpo, Lorena Arrozogaray, formalizó el ingreso de un puñado de proyectos de ordenanzas, los cuales fueron remitidos a las comisiones correspondientes.

Antes, Lorena Leonhardt, en representación de la ONGPor la vida y la salud”, hizo uso de la Banca Abierta para proponer, por un lado, la adhesión de la ciudad, a través del Concejo Deliberante, al “Día Mundial de la Seguridad del Paciente”, conmemorado cada 17 de septiembre; por otro lado, solicitó la adhesión a la Ley Nicolás, iniciativa que ya fue presentada en el Congreso de la Nación y propone, entre otras cosas, la creación de la figura penal del delito de mala praxis.

Seguidamente, fue aprobado el proyecto de ordenanza impulsado por el concejal Luis Castillo (Gualeguaychú Entre Todos), mediante el cual se declaró de interés municipal, social y comunitario al Código Rojo Infarto que se lleva a cabo en los diferentes efectores públicos y privados de Gualeguaychú. El médico Emanuel Luchessi, en representación del equipo de profesionales que llevan a cabo el Código Rojo Infarto, recibió la declaración de interés.

Luego, con el voto de los bloques PJ-Creer y GET, y el rechazo de Juntos por el Cambio, fue aprobada la resolución que apoya “la recuperación del control y administración, por parte del Estado argentino, de la navegación de nuestros ríos, especialmente el río Paraná y la cuenca del Plata”. Tal pedido fue realizado por la Multisectorial Gualeguaychú, ante el vencimiento, el 1° de agosto próximo, de la concesión del dragado y balizamiento de la vía troncal navegable Paraná-Paraguay.

Serán 1600 las tarjetas que se comprarán, por un valor estimado de $88.000. Las mismas serán entregadas, sin costo alguno, a quienes hacen uso del Boleto de Discapacidad.

Por otro lado, y por unanimidad, fue aprobado el incremento de partidas presupuestarias para la adquisición de Tarjetas Sube por parte de la Dirección de Tránsito. Serán 1600 las tarjetas que se comprarán, por un valor estimado de $88.000. Las mismas serán entregadas, sin costo alguno, a quienes hacen uso del Boleto de Discapacidad.

Por último, y también con el apoyo de los 13 concejales y concejalas, se autorizó la subasta pública de vehículos y maquinaria municipal en desuso. De esta manera, el Poder Ejecutivo podrá subastar todo el material que está dado de baja, que ya fue registrado debidamente y se encuentra en las diferentes reparticiones municipales.

Respecto a la finalidad de los fondos recaudados, el proyecto propone que se le dé prioridad al mantenimiento del equipamiento que actualmente está en uso y, también, a la adquisición de maquinaria nueva.