En el marco de una protesta que realizaban los habitantes de Formosa en contra de la decisión del Gobierno sobre volver a Fase 1 debido a la cantidad de casos de coronavirus en la provincia, la Policía tomó cartas sobre el asunto y empezó a reprimir a los manifestantes. En sus accionares incluyeron balas de goma y varias personas resultaron heridas.

El día jueves se determinó en la provincia que volverían a la fase inicial de confinamiento debido al aumento de casos de Covid-19, en base a esto, cientos de personas salieron a la calle a reclamar, pero el gobierno parece haber tenido el tema resulto con el resguardo de que accionara la Policía. Así fue, y en el medio de la protesta, la violencia se fue de las manos.

Represión policial en Formosa en contra de manifestantes tras la vuelta a Fase 1

“Queremos trabajar”, era el lema de la protesta que realizaban este viernes por la mañana los comerciantes, vecinos, y trabajadores de la provincia que se oponían a la decisión del Gobierno de Gildo Insfrán, que durará, en un principio hasta el 18 de marzo.

La policía de Formosa reprimió a manifestantes que protestaban contra el regreso a la fase 1: hay detenidos y heridos

En este contexto, los vecinos enfurecidos con la decisión, arrojaron huevos contra la Casa de Gobierno , y en un momento cuando intentaron sobrepasar el vallado de seguridad, se enfrentaron con efectivos policiales, que arrojaron balas de goma y gases lacrimógenos.

Represión policial en Formosa en contra de manifestantes tras la vuelta a Fase 1

Sobre la situación, una vecina dialogó con el periodista Antonio Ruiz, y dijo: “Gildo (Insfrán) hace lo que quiere con Formosa, somos comerciantes no tenemos sueldos fijos, no vivimos del Estado, no tenemos planes, si no vendemos no tenemos plata y no tenemos alimentos. Queremos abrir con protocolo, todos nos cuidamos”, dijo.

Represión policial en Formosa en contra de manifestantes tras la vuelta a Fase 1

“Esto es una locura, es un campo de batalla. La Corte Suprema de Justicia tiene que apurar los procesos. La gente está decidida, por primera vez, a resistir. Estamos haciendo historia porque queremos una respuesta. Queremos que nos dejen ser libres, ahora nos sentimos peor que los animales”, expresó la concejala Gabriela Neme. “Era una marcha pacífica y terminó con la mayoría de las personas con balas de goma”, agregó.