Mañana en la reunión del Consejo de Atención Integral a la Emergencia COVID 19 volverán a exponer una cantidad importante de contagios comunitarios y analizan endurecer las restricciones.

Después de los 51 casos anunciados este sábado, 35 correspondientes a Juárez, 10 a Clorinda, 3 a Misión Pozo Yacaré y 1 de la Pantalla en la localidad de Las Lomitas, nuevos casos positivos se confirmarían este domingo al mediodía.

A partir de las 18 horas de este sábado se puso en vigencia la suspensión de la circulación interurbana del servicio de pasajeros provincial como así también de personas en autos particulares.

Cientos de formoseños que fueron tomados por sorpresa al mediodía respecto de la nueva restricción, se largaron a las rutas para tratar del volver a la ciudad y no quedar varados hasta el 16 de enero, último día de vigencia de la norma para luego reevaluar la situación.

Hubo filas interminables y horas de espera en los controles de acceso a la ciudad de Formosa y la queja reiterada es porque se dio un plazo imposible de cumplir para el retorno a casa, sobre todo después de los festejos de año nuevo que justo coincidieron con el fin de semana.

El gobierno prevé una cantidad importante de nuevos contagios y ante este contexto, en la noche del viernes se comenzaron a utilizar las instalaciones del Centro de Atención de COVID-19 Cincuentenario, el cual alberga pacientes asintomáticos y con síntomas leves de COVID-19.

Del total de los casos reportados este sábado, 49 pacientes están internados en dicho centro, mientras que dos pacientes ya fueron internados en el Hospital Interdistrital de Contingencia COVID-19.

Un importante despliegue policial se llevó a cabo en la tarde de este sábado y el grueso de los efectivos fueron hacia el oeste para hacer cumplir el bloqueo y a su vez la suspensión de la circulación entre municipios del interior.

Como contraparte la frontera con el Paraguay de la ciudad de Clorinda, quedó casi sin efectivos y los pasos ilegales están en su mayor parte liberados siendo ostensible que los mismos efectivos que prestaban servicios en ese lugar, ahora viajaron al oeste.