Los ciudadanos de la ciudad de Clorinda que continúan bloqueados sin poder salir, salvo con hisopados negativos y una cuarentena de 14 días, vieron cuando se desató la crisis de los contagios comunitarios, como la policía abandonó los barrios fronterizos que limitan con el Paraguay para dejarlos absolutamente vacíos y dirigirse hacia el oeste provincial.

En un video aportado por una vecina se puede observar en un recorrido extenso, como no hay nadie salvo los pobladores, a lo largo de una barrera extensa que da a la frontera con Paraguay. De la misma manera se manifestaron abandonados por los ingresos ilegales que pueden llegar a traer consigo la posibilidad de un contagio de coronavirus.

La imprevisión respecto de los distintos escenarios en esta ciudad, hace que cerca de 80 mil personas no tengan certidumbre de como seguirá el bloqueo, más aún si las personas que ingresan de manera ilegal desde el Paraguay, vuelven a causar contagios masivos similares a los que se dieron en las últimas horas.