Hace unos días en el control conjunto de Gendarmería Nacional, la policía de la provincia y agentes sanitarios ubicado en General Lucio V. Mansilla, en la frontera con Chaco, ocurrió algo impensado.


Los ingresos a la provincia de Formosa desde el Chaco en la localidad de General, Lucio V. Mansilla son cada vez más restringidos debido a los controles conjuntos entre la policía de la provincia, Gendarmería Nacional y personal del Ministerio de Desarrollo Humano.

Las personas que desean ingresar a la provincia deben tramitar con anticipación el permiso online en una página oficial del gobierno de la provincia y tener un turno con el día que se le permitirá la entrada, luego será evaluada por el personal sanitario y pasar a cumplir cuarentena obligatoria en cualquiera de los albergues de la provincia.

En los últimos días ocurrió un hecho impensado que involucró a varios gendarmes. Uno de ellos estando de guardia en el control de General Lucio V. Mansilla, cruzó el puente sobre el río Bermejo a la provincia del Chaco y fue a la localidad de Puerto Eva Perón.

Al momento de volver intentó regresar a la provincia sin realizar ningún tipo de controles, sin embargo una vez que estuvo en territorio formoseño se le puso en conocimiento a través de la policía de la provincia, como a todos sus compañeros del destacamento de la actitud que había tenido este efectivo al cruzar al Chaco sin autorización.

Los compañeros de guardia entendieron la situación y al estar en contacto con el gendarme que cruzó al Chaco desde Formosa, absolutamente todos tuvieron que cumplir cuarentena.




Comentarios