En un hecho que potencia la indignación dada la emergencia sanitaria, dos hombres fueron detenidos cuando se trasladaban en una ambulancia del Ministerio de Salud del Gobierno de Córdoba, con la que fueron de caza, pesca y asado.

El hecho tuvo lugar en la localidad de Santa Elena, cuando el mecánico y el enfermero regresaban en la ambulancia y fueron parados en un control caminero de Gendarmería.

Grande fue la sorpresa de los uniformados cuando descubrieron que en el interior del vehículo no trasladan un paciente sino que llevaban cañas de pescar, escopetas, pescados y vizcachas muertas, que también habían cazado en su excursión.

Este lunes trascendió que se trataría de un enfermero del sistema de salud provincial y un mecánico de ambulancias que responde al Ministerio de Salud del Gobierno de Córdoba, ambos de la ciudad de Córdoba, en un caso que investiga la fiscal de Deán Funes, Fabiana Pochettino.