Esta mañana, este gran acto de valentía fue condecorado por el Ministro de Gobierno, Marcelo Pérez y el Subsecretario de Seguridad y Justicia, Ariel Marinoni.

Los uniformados el pasado miércoles 3 de febrero, reanimaron a un bebé de 1 mes que se ahogó con leche en una vivienda del barrio San José.

La dramática situación que se vivió en horas de la noche, fue suprimida por la rápida intervención y el eficaz uso de las técnicas de primeros auxilios, principalmente de la maniobra de Heimlich, que los efectivos pusieron en práctica para salvar al bebé de que no podía respirar.

Poco tiempo después, se tomó conocimiento que Noa estaba en buenas condiciones de salud y que recibió el alta médica.